martes, 29 de septiembre de 2009

HUNTED

Capítulo 21 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Tamara

Apenas toqué la puerta cuando Daríus la abrió para mí. Su aguda mirada me hizo preguntarme si había asistido a la escena entre Stark y yo, y sinceramente espere que no lo hubiera hecho.-Damien y las gemelas están ahí- fue todo lo que dijo, haciéndome señas para seguirlo a la sala central del dormitorio.-Primero necesito que me prestes tu teléfono celular- le dije.Él no vacilo ni me hizo preguntas irritantes acerca de a quien yo necesitaba llamar por el móvil y porque. Él simplemente me dio su movil y, entonces, caminó delante de mí en dirección a la sala de descanso. Marqué el número de Stevie Rae y contuve mi aliento mientras escuchaba los timbres.Cuando ella respondió, parecía que ella estuviese hablando en una lata, pero al menos podía escucharla.-Hey, soy yo- le dije.-¡Z! ¡Demonios, me alegro de oír tu voz, ¿Ya estas bien?-Sí, ya estoy mejor.-Sí, Entonces, que esta ocurriendo con...-Te lo contaré todo más tarde- la corté- Ahora mismo, solo tienes que escucharme.-Ok- dijo.-Haz lo que te dije que hicieras.Hubo una pausa y entonces dijo:-¿Lo que me dijiste en la nota?-Sí. Estás siendo vigilada en los túneles. Hay algo allí abajo contigo.Esperé oir que se quedaba sin aliento, o se desconcertara, pero todo indicaba que ella estaba calmada.-Está bien, entiendo.Continué rápidamente:-Hay una buena probabilidad de que los pájaros te sigan a cualquier lugar que vayas, si sales de los tuneles, ellos están esperando que tu salgas. Por eso tienes que tener mucho, mucho cuidado.-No te preocupes, Z. He estado haciendo un pequeño reconocimiento en secreto desde que me pasaste esa nota. Creo que todo el mundo puede llegar allí sin ser visto.- Primero llama a la hermana María Angela y dile que vas de camino. Dile que yo también ire, tan pronto como sea posible. Pero no les digas a los novatos rojos, donde iras asi podras mantenerlo oculto de ellos. ¿Entiendes?-Sí.-Muy bien. Dale un abrazo a la abuela por mí.-Lo haré- dijo- Y no voy a dejar que nadie le diga algo acerca de tu accidente. Eso solo la estresara.-Gracias- le dije- ¿Heath está bien?-Totalmente. Te dije que no te preocuparas por él. Tus dos novios están bien.Suspiré, deseando poder corregirla y poder decirle que solo tenía un novio.-Bueno, me alegro de que estéis seguros. ¡Oh!, Afrodita está segura, también- añadí, sintiéndome un poco extraña al respecto, pero pensando que ya que había averiguado sobre mi humano imprimado. Tal vez a Stevie Rae le gustaría saber de ella, también.Su risa era alegre y familiar.-Ay, Z, sé que Afrodita está bien. Puedo saber de inmediato si le ha pasado algo. Es extraño, pero es verdad.-Bien, bien. Supongo. Hey, tengo que irme, y tú también.-¿Quieres que saque a todos de aquí antes del anochecer?-Ahora- dije con firmeza.-Lo hare- dijo- Nos vemos pronto, Z.-Por favor, tened mucho, mucho cuidado.-No te preocupes por mí. Tengo algunos trucos bajo la manga.-Los vas a necesitar. Nos vemos- le dije, y corté la conexión.Era un alivio saber que Stevie Rae iba a trasladar a todos los novatos rojos al sótano de debajo de la Abadía de las Hermanas Benedictinas. Queria creer que la oscuridad que yo había observado rondar por los túneles, no iba a seguirles hasta el sótano de un grupo de monjas.También quise creer que Stevie Rae podría llevar allí a todos los novatos sin ser capturada por los Cuervos Mockers. Si solo el resto de nosotros fuera más afortunado, podríamos reunirnos y reagruparnoscon ellos e intentar descubrir qué diablos podríamos hacer contra Kalona y Neferet. Y me gustaría preguntarle a Stevie Rae acerca de la sombra espeluznante. Lamentablemente, tenía la sensación de que ella sabía mucho más que yo, acerca de ella.Entré en la sala de descanso. Normalmente, después de la escuela era una locura, con novatos colgados, viendo una de las varias TVs de pantalla plana. Cómodas sillas y sofás se agrupaban alrededor de la habitación, y los niños llenaban la sala tratando de relajarse después de un largo día de clases.Hoy no había muchos novatos, y los que estaban holgazaneando, estaban extraordinariamente aburridos. Parte de eso podría ser debido a que el cable había sido sacudido por la tormenta, pero la Casa de la Noche tenía varios generadores, y los niños deberían estar viendo un DVD-Quiero decir, ¡hola!, casi todos tenían NetFlix.Pero los pocos niños que estaban presentes estaban amontonados juntos, hablando apenas por encima de un susurro.Automáticamente miré hacia la zona donde mis amigos y yo, nos gustaba reunirnos y me quedé aliviada al ver a Damien y las gemelas. Tenían a Becca en medio de ellos, y yo deduje que ellos estaban tranquilizando a la niña y manteniéndola sosegada para que no estallase en lágrimas histéricas. Cuando me acerqué, comprendi que estaba bastante equivocada.-En serio, estoy bien. No es gran cosa- Becca insistía en una voz que no era ni agitada, ni asustada, sino que de repente había cambiado para sonar increíblemente molesta.-¡No es gran cosa!- dijo Shaunee- Por supuesto que es una gran cosa.-El tipo te atacó- dijo Erin.-No fue exactamente así- dijo Becca, agitando sus manos despectivamente- Nosotros simplemente hacíamos el tonto. Además, Stark es extremadamente ardiente.Erin suspiró.-Sí, yo acostumbro a encontrar a muchos violadores muy ardientes.Los ojos de Becca se estrecharon y la hacía lucir fría y calculadora.-Stark es ardiente, y solo estás celosa de que él no quiera nada contigo.-¿No me quiere? Dijo Erin incrédula- ¿No estaras tratando de molestarme, verdad? y ¿Por qué te estás disculpando por él?-¿Qué diablos pasa contigo, Becca?- Shaunee dijo- Ningun chico te puede forzar a…-Espera- intervino Damien-, sabes que Becca está en lo cierto. Stark es un chico ardiente- Las Gemelas clavaron los ojos en el, en un estado de shock, y él se apresuró a decir: -Si Becca dice que solo hacían el tonto, ¿quiénes somos para juzgar?Fue entonces que Darius y yo entramos en su agitado círculo de conversación.-¿Qué es lo que está pasando? ¿Estás bien? –le pregunté a Becca.-Totalmente bien- arrojó a las Gemelas una helada mirada, mientras se ponía de pie- En realidad, tengo mucha hambre, así que voy a ir a encontrar algo para comer. Siento haberles causado molestias ahí afuera. Hasta más tarde- ella se alejó apresuradamente.-¿Qué demonios ha pasado?- pregunté en voz baja.-Lo mismo que sucedió en toda esta maldita…-¡Arriba!- Mandó Daríus, cortando a Erin.Estaba medio asombrada de ver como mis amigos obedecían docilmente a Daríus. Estábamos saliendo de la sala común, ignorando las curiosas miradas de los pocos niños que estaban sentados alrededor en silencio. De camino hasta la escalera, Daríus dijo:-¿Está Afrodita en su habitación?-Sí, ella dijo que estaba cansada- dijo Shaunee.- Probablemnte este colgando boca abajo del techo en su posicion habitual de murcielago- dijo Erin. Ella sonrió sobre su hombro para Daríus y añadió:-Hablando de Afrodita, ella va a parir una camada bien grande de gatitos cuando vea lo que le has hecho a tu lindo rostro.-Sí, y si necesitas un poco de consuelo tras la ruptura, puedes probar un poco de café moka por aquí- dijo Shaunee meneando sus cejas hacia él.-O un fino batido de vainilla por aquí- dijo Erin coqueteando.Darius sonrió de buena-gana y acabó diciendo:-Lo tendré en cuenta.Pensé que las gemelas estaban jugando con su vida, y yo tenía la maldita certeza de que no me iba a interponer entre ellas y Afrodita si ésta descubría que ellas estaban coqueteando con su hombre, pero estaba demasiado cansada para decir cualquier cosa.-¿Recuerdas ese jersey de cachemira azul que acabas de comprar de Saks?- le preguntó Damien a Erin.-Sí, ¿qué pasa con él?-Te lo compro si Afrodita no te destripa por hacerle insinuaciones amorosas a su hombre- dijo Damien.-Ahora, ella es simplemente una humana- dijo Erin.-Sí, creemos que las dos juntas podemos acabar con ella -dijo Shaunee, entonces ella sopló besos a Darius – Recuerde eso, chico guerrero.Darius rió en silencio y yo rodé mis ojos. Simplemente, estábamos pasando por mi dormitorio cuando la puerta se abrió y Afrodita habló:-Estoy aquí adentro.Todos nos detuvimos, pero después, entramos en mi habitación.-Afrodita, ¿qué estás haciendo aquí?-¡Oh mi diosa! ¿Qué demonios le pasó a tu cara? –sin prestar atención a ningún otro, Afrodita corrió hacia Daríus y comenzó a acariciar con sus manos alrededor de la delgada y larga herida que se extendía por el lado de su cara. -¿Estás bien? ¡Rayos, se ve horrible! ¿Te duele? - Ella se subió las mangas de su camisa, exponiendo las marcas del mordisco de Stevie Rae, que iban sanando.-¿Necesitas morderme? Adelante, ponte a la cola. No me importa.Daríus tomó sus manos. Logrando tranquilizar sus movimientos ansiosos, y dijo con calma:-Estoy bien, mi belleza. No es más que un rasguño.-¿Cómo ocurrió?- Afrodita sonó como si estuviera cerca de llorar, mientras tomó las manos de Daríus y lo llevó a la cama que solía ser de Stevie Rae.-Mi belleza, todo está bien- repitió tirando de ella, hacia su regazo, y manteniéndola cerca de el.Él también le dijo un montón de otras cosas, pero dejé de escuchar. Estaba demasiado ocupada mirando a…-¡Cameron! ¡Allí estás, querida! Estaba tan preocupado por ti…-dijo Damien dejándose caer al suelo, y comenzó a acariciar a su atigrada gata.-Belcebú, ¿dónde diablos has estado?- gritó Shaunee a la odiosa criatura gris que había escogido a las dos gemelas como suyas.-Pensábamos que estabas persiguiendo a Maléficent, y en verdad estás aquí. Y ella también está aquí -dijo Erin.-Ciertamente- le dije, viendo a Nala enrollada en mi cama. Miré alrededor de mi habitación, tomando inventario de todos los gatos que se encontraban allí -¿Qué pasa con todos los gatos?-Es por eso que estoy aquí- dijo Afrodita, sorbiendo su nariz suavemente mientras se acurrucaba en los brazos de Darius.-Maléficent estaba actuando muy extraña. Ella entraba y salia por la puerta de los gatos, una y otra vez y maullaba muy extraño- Afrodita se pausó y sopló un beso para la horrible bola blanca cara-de-lobo que decía ser su gato -Así que finalmente la segui. Y me condujo a tu habitación. Yo entré y encontré a todos estos gatos. Entonces oí voces en la sala - Ella giró sus hermosos ojos azules hacia las gemelas- He oído todo lo que habéis dicho en la sala, y no penséis ni por un instante, que sólo porque me haya convertido en humana no significa que no pueda patearos el trasero.-Pero, ¿qué están haciendo todos estos gatos aquí? -dije rápidamente antes de que las Gemelas iniciaran una mini guerra contra humanos/incipientes.-Hola, Nefertiti- llamó Daríus, y una elegante gata saltó sobre la cama a su lado y comenzó a ronronear alrededor de su cuerpo.-Son nuestros gatos- dijo Damien, aún acariciando a Cameron-¿Recuerdas cuando huimos de aquí ayer? Todos ellos estaban fuera de la pared de la escuela esperando por nosotros- dijo echando un vistazo hacia mí- ¿Vamos a irnos de nuevo?-Espero que sí- le dije- Pero, un momento… - yo todavía estaba haciendo un balance de los gatos- Todos nuestros gatos están aquí, pero ¿qué dices de aquel grande de allí y de aquel de color crema a su lado?-Ese gato grande es de Dragón Lankford-dijo Damien- Su nombre es Shadowfax.Dragon Lankford, que casi todo el mundo llamaba Dragon, era nuestro profesor de esgrima y era un maestro con la espada. Damien era un talentoso esgrimista, por lo que no era sorprendente que reconociera el gato de Dragón.-Oye, yo creo que ese medio blanco es Guinevere, la gata de la profesora Anastasia -dijo Erin.-Tienes razón, gemela- dijo Shaunee- Ella siempre estaba sobre la mesa de la clase de hechizos y rituales.-¿Qué hay de aquel?- apunté hacia un familiar siamés cuyo cuerpo era de un color blanco plata como la luz de la luna, con delicadas manchas grises por la oreja y el rostro. Luego me di cuenta de por qué ella me parecía tan familiar y respondí a mi propia pregunta- Es la gata de la profesora Lenobia. No sé su nombre, pero yo la he visto siguiendo a la profesora por los establos.-Entonces, aclaremos esto: Todos nuestros gatos, más los gatos que pertenecen a Dragon, su esposa, y la profesora Lenobia, de repente están amontonados en la habitación de Zoey- dijo Daríus.-¿Por qué están aquí?- preguntó Erin.Conteste su pregunta con mía.-¿Hoy han visto a los gatos de los demas? Es decir, mientras estabais en clase y a la hora del almuerzo, yendo y viniendo del dormitorio y de clase a clase, ¿visteis algún gato?-No- dijeron las Gemelas juntas.-Yo tampoco- respondió Damien más lentamente.-Ni uno- dijo Afrodita.-Y tú ya observaste anteriormente que no hemos visto un gato entre la enfermería y el dormitorio- dijo Daríus.-Pensé que era malo entonces, y todavía pienso que es malo- le dije.-¿Porque todos los gatos, excepto los nuestros han desacapercido?- preguntó Damien.-Los gatos odian a los hombres pájaro- le dije- Siempre que Nala estaba conmigo y sentía uno cerca, se asustaba totalmente.-Talvez es eso- dijo Damien- hay algo especial en nuestros gatos.-Bueno, odio ser una pesada, o tal vez no pero, de todos modos, ¿podemos olvidarnos de los malditos gatos por un segundo? Quiero saber quién diablos le hizo eso a la cara de mi hombre -dijo Afrodita.-Kalona- le dije, cuando era obvio que Darius estaba demasiado ocupado en sonreir por el título de "mi hombre", que le había concedido Afrodita al llamarle asi.-Tenía miedo que fuese él- dijo Damien- ¿Cómo sucedió?-Darius atacó a Rephaim- le expliqué-, lo que irritó a Kalona. El no dejó que Stark lo matara, pero el corte era su regalo para Darius por haber herido a su hijo predilecto.-¡Ese maldito Stark!- dijo Shaunee.-Esa es una muy mala noticia. Él y los malvados hombres pájaro van a hacer el infierno que ellos quieren- dijo Erin.-Y nadie hace nada al respecto- término Shaunee.-Es como lo que habeis presenciado con Becca- dijo Damien.-Hablando de eso- dijo Shaunee- ¿De que iba ese asunto, entre tú y esa chica… de ‘oh, no es la gran cosa, porque Stark es ¡taaaaan caliente!’? ¡Fue desagradable!-No lo váis a entender. Becca está de su lado. Todo lo que puedo decir es que Stark, los pájaros y Kalona pueden hacer lo que quieran, y no hay consecuencias de sus actos.-Es peor que no tener ninguna repercusión- dijo Afrodita, todavía dentro de los brazos de Daríus- Es como Kalona hubiera lanzado algún tipo de hechizo sobre todos, y el hechizo de alguna manera se extiende a Stark y los pájaros.-Es por eso que yo me puse de acuerdo con Becca y simplemente la dejé ir. No es una buena idea llamar la atención sobre el hecho de que somos los únicos que no están en el Fan Club de Kalona- dijo Damien.-¡Y Neferet!, no te olvides de ella- dijo Afrodita.-Ella está con él, pero no creo que esté bajo su hechizo- le dije- Yo les escuché hablar cuando pensaban que estaba desmayada, y ella estaba en desacuerdo con él. El fue mucho más duro y aterrador con ella, y ella prefirio desistir, pero lo que realmente hizo fue cambiar su táctica. Ella le está manipulando, y no estoy segura de si él lo sabe o no. Y ella está cambiando, también.-¿Cambiando? ¿Qué quieres decir con eso?- preguntó Damien.-Su poder es diferente a lo que solía ser- dijo Daríus.Yo asentí.-Es como si un interruptor ha sido accionado dentro de ella, y un nuevo y diferente poder ha sido activado en ella.-Un poder oscuro- dijo Afrodita. Entonces todos la miramos- Su poder no se basa en Neferet más. Claro, ella sigue utilizando los dones que nuestra Diosa le dio, pero ella está canalizando la energía de algún otro lugar, también. ¿Ninguno de vosotros lo habies sentido en el vestíbulo de la enfermeria?Hubo un largo silencio y, a continuación, Damien habló:-Creo que estábamos demasiado ocupados luchando contra la atracción de Kalona.-Y una mierda de asustados- dijo Erin.-Totalmente- acordó Shaunee.-Bueno, por lo que ahora conocemos, Neferet es ahora, mucho más amenazante de lo que alguna vez había sido. Ellos hablaron cuando pensaban que estaba desmayada. Neferet y Kalona está planeando un nuevo futuro, y tiene algo que ver con tomar el Consejo- dije, deseando poder tirarme en la cama y cubrir mi cabeza con las sábanas.-¡Oh mi diosa! ¿El Consejo Superior?- dijo Afrodita.-No lo sé con seguridad, pero eso es de lo que temo. También me temo que su nuevo poder le ha dado habilidades especiales- hice una pausa. No quería perder el buen juicio y contarles más, antes de hablar con Stevie Rae, pero ellos necesitaban estar alertados, de modo que escogí mis palabras cuidadosamente- Creo que Neferet puede proyectar su influencia moviéndose a través, o tal vez manipulando las sombras.-Eso es malo- dijo Damien.-Significa que tenemos que estar en guardia- dijo Erin.-Principalmente alertas- Shaunee estuvo de acuerdo.Darius asintió.-Recordemos siempre: Neferet es nuestro enemigo, Kalona es nuestro enemigo, y la mayoría de los otros novatos también lo son -Su aguda mirada pasó de uno a otro. -¿Qué pasa con el resto de los profesores? – Preguntó Darius- Todos ustedes asistieron a las clases de hoy, ¿verdad? ¿Cómo estaban actuando ellos?-Sí, fuimos a clase, que fue muy extraño- dijo Shaunee.-Fue como asistir a la Escuela Secundaria de Stepford - dijo Erin.-Parece que todos los profesores están fascinados con Kalona, también- dijo Damien- Por supuesto, no lo puedo decir con certeza. No estuvimos nunca a solas con los profesores.-¿A solas? ¿Qué quieres decir?- le dije.-Quiero decir que aquellas cosas-pajaro, han estado por todas partes, yendo y viniendo de las aulas, e incluso en las clases.-¿Estás bromeando?- ¡un escalofrío de repulsión pasó a través de mi cuerpo, al pensar en esas terribles mutaciones de la naturaleza circulando libremente entre los novatos como si realmente perteneciesen a aquí!.-Él no está bromeando. Ellos están por todas partes. Es como la invasión de la mierda de Body Snatchers - dijo Afrodita- Los ‘chicos buenos’ lucen bien por fuera, pero totalmente jodidos por dentro, y los Cuervos Mockers son los malditos extranjeros.-¿Y los Hijos de Erebus? ¿Qué hacen ellos ante eso?- preguntó Daríus.-No he visto a ningun guerrero desde que Aristos nos acompaño al campus- dijo Damien- ¿Y vosotros?Las Gemelas y Afrodita sacudieron la cabeza en un "no".-Esto no está bien - dije. Me froté la frente cuando una ola de agotamiento se apoderó de mí. ¿Qué es lo que ibamos a hacer? ¿Quiénes eran nuestros amigos? ¿Y cómo demonios ibamos a salir de la Casa de la Noche, en la que yo alguna vez me había sentido a salvo?

viernes, 25 de septiembre de 2009

HUNTED

Capítulo 20 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Ryan Archer
Corregido por Glad

Darius comenzó a caminar hacia delante, tirando de mí y de los elementos. Llegamos a la pequeña entrada del dormitorio de las niñas. Había una amplia escalera, enmarcada con muros de piedra escalonados, a la altura de la cintura, excelente para sentarse y coquetear con tu novio después de que este te escoltara a la puerta y te diera el besó de las buenas noches antes de irse.Lo qué estaba haciendo Stark era una retorcida parodia de un beso de-buenas-noches, que usualmente solía suceder allí. Él sostenía a una chica entre sus brazos como si la estuviera abrazando, apenas unos minutos antes de que el cerrara sus dientes en su cuello, no me hubiera dado cuenta de que la chica trataba de alejarse de el. Vi, horrorizada, como Stark, estaba ajeno a nuestra presencia, y continuó su ataque contra ella. No importaba que la chica ahora estuviera gimiendo con suplica sexual. Digo, todos sabemos que es lo que pasa cuando un vampiro muerde a alguien: ¡los receptores sexuales de ambos se activan! (y en este caso, fueron sin duda los de su víctima) obviamente la vampiresa estaba siendo estimulada. Ella físicamente sentía sin duda su deseo, pero sus amplios ojos, lucían aterrorizados, y la rigidez en su cuerpo hizo evidente que si ella pudiera, combatiría contra el. Stark bebía enormes tragos de su garganta. ¡Sus gemidos eran salvajes y su mano libre, la mantenía apretada contra su cuerpo, mientras hurgaba bajo la falda de la chica, levantándola de modo que él pudiera situarse ente sus piernas y…- ¡Libérala! - ordeno Darius, soltando mi brazo de su agarre y saliendo del escondite de niebla y noche que habían estado escondiéndonos.Stark dejo caer a la chica, sin pensarlo demasiado era como quien le da un gran sorbo a una QT Big Glup . Ella gimoteo y a rastras se alejo de él acercándose a Darius. Darius me arrojó un pañuelo viejo que llevaba en su bolsillo y me dijo: "Ayúdala". Luego él se interpuso, como una montaña de músculos, entre la histérica chica y yo y Stark.Me acuclille, percatándome para mi gran sorpresa que la chica era Becca Adams, una bonita rubia de cuarto que había estado enamorada de Erik. Mientras miraba a Darius enfrentarse a Stark, le entregue el pañuelo a Becca mientras me encargaba de murmurarle palabras tranquilizadoras.- Parece que tú, sigues entrometiéndote en mi camino - dijo Stark, sus ojos rojos aun brillaban, y había sangre en su boca que él había limpiado distraídamente con su manga. Una vez más, pude ver una oscuridad que se impulsaba a su alrededor. No era completamente visible, pero esa sombra pasó muchas veces en frente de mi visión, algo que era más fácil de ver cuando yo no la estaba buscando.Entonces me golpeó. Sabia donde había visto esa extraña oscuridad liquida antes. ¡Había estado entre las sombras de los túneles y allí fue donde había visto la espectral forma de Neferet, que luego se había convertido en el Cuervo Moker, el que casi me había matado! Ahora recordando eso, pude recordar a esa extraña sombra. Estaba segura de que había estado presente, como un pulso de vida en torno a Stevie Rae antes de que ella cambiara, sólo entonces mis ojos y mente habían registrado la necesidad, la angustia y la lucha por la que había pasado mi mejor amiga cuando lucho contra esa oscuridad. ¡Diosa, había sido una idiota! Aun abrumada, estaba tratando de dar sentido a estos nuevos conocimientos mientras Darius se enfrentaba a Stark.- Quizás nadie te ha explicado que los hombres Vampiros no abusan de las mujeres, ya sean humanas, vampiras o novatas - Darius hablo serenamente, como si estuviera teniendo una conversación normal con un amigo.- No soy un Vampiro - Stark apunto hacia el tatuaje de media luna roja en su frente.- Eso es un detalle insignificante - Darius hizo señas de sí mismo a Stark - No abuses de las mujeres. Alguna vez. La diosa nos ha enseñado lo mejor.Stark sonrió, pero su gesto carecía de un verdadero humor.- Creo que vas a encontrar que las reglas han cambiado por aquí.- Bueno, chico, creo que encontrarás que algunos de nosotros aun acatamos las reglas escritas - Darius señalo su corazón - Y en las normas escritas no hay campo para los caprichos cambiantes quienes nos rodean.Stark tenía la cara endurecida. Elevo su mano libre y tiró de un arco que tenía instalado en una correa a su espalda. Él tomó una flecha de la aljaba, me supuse que era un bolso colgando sobre su hombro (no sabia bien si era un bolso; Stark no era precisamente un hombre que usara un bolso). Él puso la flecha en el arco y le dijo:- Creo que me voy a asegurar de que nunca más te metas en mi camino de nuevo.- ¡No!- me puse de pie colocándome junto a Darius, mi corazón se acelero como loco - ¿Qué demonios te ha pasado Stark?- ¡Estoy muerto! - gritó, torciendo la cara en una ira fantasmal, la oscuridad giro a su alrededor. Ahora que era visible para mí, me preguntaba cómo es que nunca la había notado. Haciendo caso omiso de la sombra del mal, continúe confrontándole.- Ya lo se – le grite - Yo estuve allí, ¿recuerdas? - eso le hizo hacer una pausa. La flecha que nos apuntaba, bajo solo un poco. Tome eso como un buen signo, y proseguí – Dijiste que volverías por Duquesa y por mi.Cuando dije el nombre de su perra, el dolor invadió toda su cara, y de repente el lucia joven y vulnerable. Pero la expresión sólo duró un instante. Parpadee y el volvió a ser peligroso y sarcástico, aunque sus ojos habían dejado de ser rojos brillantes.- Sí, estoy de vuelta. Pero las cosas son diferentes ahora. Y los cambios más grandes están por ocurrir – le dedico a Darius una mirada absoluta de repugnancia – Toda esa vieja mierda en la que crees no lo será más. Te hace débil, y cuando eres débil, mueres.Darius negó con la cabeza. - El honrar a la Diosa no es debilidad.-Sí, bueno, yo no he visto a la diosa caminando por aquí, ¿y tu?-Sí, en realidad yo si – me atreví a hablar fuertemente – Yo he visto a Nyx. Ella estuvo justo allí - señale el dormitorio de las niñas – Hace solo un par de semanas.Stark me miró en silencio durante mucho tiempo. Busque en su rostro, tratando de encontrar algún indicio de que seguía siendo él tipo con el que había tenido una conexión, al que yo había besado justo antes de que muriera entre mis brazos. Pero todo lo que pude ver era a un extraño impredecible, y en primer lugar en mi mente estaba el conocimiento de que si el disparaba, el no fallaría, el nunca fallaba darle a algo que tenia en la mira.Y de repente recordé. Él no había matado a Stevie Rae. El hecho de que ella estaba viva probaba que él no había tenido la intención de matarla. Así que tal vez, aun quedaba un poco del viejo Stark dentro de él.- Por cierto, Stevie Rae está bien -dije.- Eso no significa nada para mí - dijo.Me encogí de hombros.- Sólo pensé que te gustaría saber, ya que fue una de tus flechas la que le atravesó.- Yo estaba haciendo lo que me dijeron que hiciera. El jefe me dijo que la hiciera sangrar y yo la hice sangrar.- ¿Neferet? ¿Es ella quien ejerce control sobre ti? - le pregunté.Abrió los ojos ampliamente. - A mi nadie me controla.- Tu deseo de matar te controla - dijo Darius – Si controlaras aquel impulso nunca habrías sometido a aquella novata.- ¿Sí? Ya lo creo, bueno, estás mal. ¡Acertaste en lo de mi deseo por matar!. Me gustaría hacer lo que nunca imagine con esa chica. Es hora de que los vampiros gobiernen todo a su alrededor. Somos más inteligentes, más fuertes, somos mejores que los humanos. ¡Nosotros debemos estar a cargo, y no ellos!- Esa novata no era un humano- la voz de Darius era como una filosa cuchilla, lo que me recordó que él no solo era un gran tipo, también era un hijo de Erebus y uno de los más poderosos guerreros vivos.- Tuve sed y no había a mano algún humano - dijo Stark.-Zoey lleva a la chica al dormitorio - Darius no aparto su mirada de Stark - Ella no esta a tu servicio, ni para tu conveniencia.Me apresure hacia Becca y la ayude a ponerse de pie. Ella estaba algo inestable, pero era capaz de caminar. Cuando llegamos hasta Darius, el camino junto a nosotras, manteniéndose siempre entre nosotras y Stark. Cuando pasamos junto a él, Stark hablo con una fiera intensidad que envió un escalofrío que poco a poco bajo por mi espalda.- Sabes que, todo lo que tengo que hacer es pensar en que quiero matarle y disparar esta flecha. Estés donde estés, estarás muerto.- Si eso es así, entonces moriré - dijo Darius con mucha-naturalidad - Y tú serás un monstruo.- ¡No tengo interés en ser un monstruo!- Y a mi no me importa morir si es al servicio de mi Alta Sacerdotisa y, en definitiva, mi Diosa - contesto Darius.- Si lo lastimas, arremeteré contra ti con todo lo que tengo – amenace a Stark.Stark me miró, en sus labios se formo un rasgo fantasmal de la antigua linda sonrisa y engreída que solía tener.- Tú también tienes una pequeña cantidad de un monstruo en ti, ¿no es así Zoey?No pensé que ese desagradable comentario mereciera una respuesta, y obviamente tampoco Darius. Se mantuvo en su posición, abriendo la puerta del dormitorio y ayudándome a llevar a Becca dentro. En lugar de ser yo quien entrara, me detuve. La intuición me decía que tenia que hacer algo, y por mucho que deseaba hacer caso omiso a mi intuición, sabía que no debía.- Voy a estar bien - le dije a Darius. Pude ver que iba a discutir conmigo, pero negué con la cabeza, y me apresure a decir - Confía en mí. Sólo necesito un segundo.- Voy a estar tras la puerta - dijo Darius, Stark le lanzó una mirada dura y entro en el dormitorio.Enfrente a Stark. Yo sabía que me estaba arriesgando con lo que iba a decirle, pero seguía recordando el poema de Kramisha y la línea que decía:"La humanidad la salvará, ¿podrá ella salvarme?"Al menos tenía que intentarlo.- Jack esta al cuidado de Duquesa - le dije sin preámbulo.Vi de nuevo el dolor en sus ojos, pero su voz no fue tocado por el-¿Así?- Sólo estoy diciendo que tu perro está bien. Que ha tenido un tiempo muy duro, pero ella está bien.- Ya no soy quien solía ser, por lo que ya no es mi perro - Esta vez escuche un poco de dolor en su voz, lo que me dio un poco de esperanza y di un paso hacia el.- Sabes, lo bueno de los perros es que te dan amor incondicional. A Duquesa no le importa de qué lado estés ahora. Ella aún te ama.- No sabes de lo que estás hablando - dijo.- Sí, lo se. He pasado un tiempo con tu perro. Ella tiene un gran corazón.- Yo no estaba hablando de ella. Estaba hablando de mí.- Bueno, he pasado algún tiempo con los novatos rojos, también. Por no mencionar que la primera vampira roja es mí mejor amiga. Stevie Rae es diferente de lo que solía ser, pero yo la amo todavía - le dije - Tal vez si tú pasaras algo de tiempo con Stevie Rae y el resto de los novatos rojos, no sé, tal vez podrías encontrarte de nuevo - dije eso con más confianza de la que yo sentía. Después de todo, yo había visto fragmentos de la oscuridad que rodeaba a Stark en los túneles, alrededor de los novatos rojos, pero no podía dejar de creer que lo mejor sería mantenerlo lejos de aquí, donde el mal parecía aparecer tan fácilmente.- Claro - dijo con demasiada rapidez - ¿Por qué no me llevas con la vampiresa Stevie Rae y ¿a ver qué pasa?- Claro - le dije con la misma rapidez - ¿Por qué no dejas tu arco y tus flechas y me enseñas como salir de la escuela sin tener que ver a los pájaros y todo eso? – endureció su expresión y se puso raro de nuevo.- Yo no voy a ir a ninguna parte sin mi arco, y nadie dejara la escuela sin que ellos puedan saberlo.- Entonces parece que no voy a llevarte con Stevie Rae – le dije.- Yo no necesito que me muestres donde esta Stevie Rae. Ella sabe todo acerca de su pequeño escondite. Cuando ella quiera a tu amiga la tendrá. Si yo fuera tú, planearía ver a Stevie Rae, mucho antes de lo que pensaste que lo harías.Una advertencia, las campanas sonaban como una señal de alarma de incendio en mi mente, y definitivamente no quería saber quien era “ella” de la que Stark me hablaba. Pero en lugar de mostrar cuán molesta estaba con Stark, sonreí con clama y dije:- Nadie se esconde. Estoy justo aquí, y Stevie Rae esta en el lugar correcto donde ella completo su cambio. No es gran cosa. Además, siempre será genial verla, así que si ella se aparece por aquí, eso seria estupendo.- Sí, como sea. No es gran cosa. Yo estoy bien donde estoy – él aparto la vista de mi, hacia la gélida niebla que nos envolvía perezosamente – No se por qué te se preocupas de todos modos.Y repentinamente, sabía exactamente qué decir.- Solo estaba intentando mantener mi promesa.- ¿Qué quieres decir?- Tú me pediste que te prometiera dos cosas antes de que murieras. Una de ellos era que no te olvidara, y yo no lo he hecho. Lo otro fue cuidar de Duquesa, y estoy dejándote saber que ella esta bien.- Puedes decirle a ese chico Jack, que Duquesa ahora es su perro. Dile...- No estaba mirándome, se detuvo y dejo escapar un resoplido tembloroso -Dile que ella es un buen perro y que cuide de ella.Continué siguiendo a mi intuición, crucé los pocos metros entre nosotros, y puse mi mano sobre su hombro, casi exactamente como lo había hecho la noche en que murió.- Sabes que no tiene importancia lo que estas diciendo, o de a quien le pertenece ella, Duquesa siempre te pertenecerá. Cuando moriste, ella lloró. Yo estuve allí. Yo lo vi. No se me olvida. No voy a olvidarlo nunca.Él no me miraba, pero poco a poco bajó su arco al suelo y puso su mano sobre la mía. Simplemente estábamos aquí y ahora. Tocándonos, sin decir nada. Estuve mirando su cara con cuidado, por lo que vi como esta se transformo. Stark presiono su mano sobre la mía, dejo salir un largo y lento aliento, y relajo su cara. El ultimo indicio del rojo de sus ojos y la extraña oscuridad comenzó a evaporarse. Cuando finalmente me miró, solo era el chico que yo había sostenido en mis brazos mientras moría, a quien le había escuchado decir que iba a volver.- ¿Qué pasa si no hay nada en mí que valga la pena amar?- él me hablo en una voz tan baja que si no hubiera sido tan clara no lo hubiera oído.- Creo que todavía puedes elegir lo que eres, o al menos en lo que te estas convirtiendo. Stevie Rae eligió la humanidad sobre el monstruo. Creo que eso es decisión tuya.Se que lo que hice después fue estúpido. Ni siquiera estoy segura de por qué lo hice. Quiero decir, yo ya tenía problemas no resueltos con Erik y Heath. Lo último que necesitaba era a otro chico complicando más mi vida, pero en ese momento, solo éramos Stark y yo, y justo ahora, él era el mismo que una vez había estado entristecido por el don que Nyx le había dado, ya que había causado la muerte accidental de su mentor, el tipo que se había horrorizado ante la idea de herir a alguien de nuevo. El chico con el que yo había sentido una conexión inmediata y profunda, por el cual yo había pensado sobre si en realidad existía esa cosa de las almas gemelas, y había considerado, al menos durante unos breves momentos, que él podría ser el mío. Eso era todo en lo que estaba pensando mientras le daba un abrazo. Con mucho cuidado se inclino hacia mi presionando suavemente sus labios contra los míos, cerré los ojos lo bese suavemente y dulcemente. Él me besó de nuevo, lo hacia con mucho cuidado como si pensara que podía llegar a romperme.De repente se puso tenso, y se separo de mí y retrocedió. Estaba segura de haber visto algunas lágrimas en sus ojos, antes de que él gritara.- ¡Tienes que olvidarte de mi! - Stark recogió su arco y se alejo hacia la oscuridad en medio de la noche tempestuosa.Cuando se marcho me quede allí siguiéndole con la mirada, peguntándome que diablos estaba mal conmigo. ¿Cómo podía haber besado a un tipo que había atacado a alguien tan sólo unos minutos antes? ¿Cómo podía sentir una conexión con alguien que podría ser más un monstruo que un hombre? Tal vez ni siquiera lo llegaría a saber yo misma. Solo sabía en lo que él se estaba convirtiendo.Temblé. La fría humedad de la noche parecía haberse reacomodado a través de mi ropa, piel y mis huesos. Y me sentía cansada. Muy, muy cansada.- Gracias, fuego, aire y agua - susurre al escuchar a los elementos – Ustedes me han ayudado esta noche, se pueden ir ahora - la niebla y el hielo formaron remolinos a mi alrededor y, a continuación, se apresuraron alejándose, dejándome a solas con la noche, la tormenta y mi confusión. Cansada camine de regreso hacia los dormitorios, deseando poder tomar una ducha caliente, y enroscarme en mi cama para poder dormir varios días.Naturalmente, mi deseo no se cumpliría, claro…

domingo, 20 de septiembre de 2009

HUNTED

Capítulo 19 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle
Corregido por Marta y Devil_knight

Estaba sollozando, mientras gateaba hacia Darius. Acababa de llegar junto a él cuando oí un terrible sonido procedente de la puerta. Miré hacia el lugar y vi a Stark. Todavía llevaba su arco en una mano. Y con la otra apretaba el marco de la puerta tan fuerte que sus nudillos se habían vuelto de color blanco, y juro que vi como dejaban marcas en la madera. Sus ojos eran de un rojo brillante y estaba ligeramente inclinado sobre si mismo, como si su estómago le estuviese doliendo.“¿Stark? ¿Qué te pasa?” Me pasé el reverso de la mano por los ojos, intentando eliminar las lágrimas de mi visión.“La sangre… no puedo soportarlo… tengo que…” el hablaba de manera entrecortada y pausada, y luego, como si fuera en contra de su voluntad, entró a la habitación con paso tambaleante.En el suelo, Darius estaba junto a mí de rodillas. El cogió el cuchillo que estaba en el piso, donde Kalona lo dejo caer y se enfrentó a Stark. “Deberías de saber que yo solo comparto mi sangre con aquellos a quienes les invito a saborearla” La voz de Darius era firme y fuerte. Si no fuera porque yo tenia los ojos fijos en el, nunca me hubiera dado cuenta del río de sangre que le bajaba a borbotones por su cara, proveniente de una terrible cuchillada.”Y yo no te he dado tal invitación, chico. Retrocede, antes de que lo que sucedido aquí se ponga peor.”La oscura lucha que Stark sufría se reflejaba en todo su cuerpo. El destellante rojo de sus furiosos ojos, la feroz mueca de sus labios, la ajustada muestra de tensión que irradiaba de él, hacia que pareciese que estaba al borde de una explosión.Pero este era el asunto: Yo ya había tenido suficiente. Decir que mi reacción al beso de Kalona me había desquiciado era la nueva declaración del año. Mi cuerpo aun me dolía. Mi cabeza daba vueltas. Estaba tan débil que no podría ganarle un juego de pulsos a, bueno, Jack. Ahora Darius estaba herido, y yo no tenía ni idea de que hacer. En serio, me podrías clavar un tenedor y yo estaría completamente perdida, con todo este estrés.“Stark, solo lárgate de aquí” lo enfrente, contenta de que mi voz sonara más fuerte de cómo realmente me sentía. “No quiero bombardearte la mierda con fuego, pero si das un paso más en esta habitación, juro que voy a quemar tu culo.”Eso lo atravesó. Los ojos rojos entrecerrados de Stark estaban fijos en mí. Su mirada era molesta y peligrosa. El aura que lo rodeaba era oscura, haciendo que el rojo de sus ojos brillara. Me levante, contenta que la sabana permaneciera envuelta alrededor de mi cuerpo, levante mis brazos, sosteniéndolos hacia arriba y preparados. “Ahora mismo, no me presiones. Te prometo que no te gustará si pierdo la paciencia.”Stark parpadeó un par de veces, como si tratara de limpiar su visión. El rojo de sus ojos desapareció, y la oscuridad de su alrededor se disipo, se paso una mano temblorosa por la cara. “Zoey, yo…” el comenzó sonando casi normal. Darius cambio su postura defensiva y dio un paso más cerca de mí. Stark le gruño –realmente gruño- parecía más un animal que un humano, se giró, y salió de la habitación, corriendo.De alguna manera me las ingenie para tambalearme hasta la puerta y cerrarla de golpe, luego arrastre la silla que estaba al lado de la cama y la apoye bajo el picaporte, tal como había visto hacer a la gente en las películas antes de regresar junto a Darius.“Me alegra que estés de mi lado, Sacerdotisa” dijo.“Si, lo estoy. Soy feroz” trate de fingir que no estaba cerca a desmayarme, haciéndome sonar como Christian de Proyecto Runway. Estaba bastante segura de que Darius no conocía Proyecto Runway de algún del proyecto de ciencias, pero si le hizo reír en silencio mientras nos ayudamos el uno al otro a llegar a la cama, donde se sentó pesadamente y yo permanecí a su lado, concentrándome en no balancearme con si estuviera borracha. Que, por desgracia, no lo estaba.“Los primeros auxilios deberían de estar en el armario de allí.” El señaló el armario de acero inoxidable que se extendía hasta la mitad de la pared. También tenía un fregadero incorporado y un montón de espantosos utensilios que se ven en los hospitales (eran afilados y de acero inoxidable) guardados en bandejas y al lado del fregadero.Cansada, trate de ignorar las cosas afiladas y comencé a abrir cajones y armarios, cuando note que mis manos temblaban esquizofrénicamente.“Zoey” me llamo Darius, lo mire por encima de mi hombro. El se veía terrible. El lado izquierdo de su cara era un desorden sangriento. La cuchillada se expandía por su sien, hasta su mandíbula. Estropeando el diseño geométrico de su tatuaje. Pero sus ojos me sonrieron y me dijo: “Voy a estar bien, esto es solo un pequeño rasguño.”“Bueno, es un gran rasguño”“Creo que Afrodita va a estar molesta” dijo.“¿Huh?”Trato de reír, pero el movimiento causo que mas sangre saliera de su herida, así que dejo de intentar e hizo una mueca de disgusto. El señalo su cara. “A ella no le gustara la cicatriz”Cuando sostuve un montón de vendas, gasas, toallitas alcohólicas y otras cosas para limpiar, regrese junto él. “Si ella te dice una mierda por eso, yo le patearé el culo. Luego de que haya descansado.” Mire fijamente el espantoso “rasguño” tratando de ignorar el delicioso olor de su sangre y tragué con dificultad para no vomitar.Ok, si, se que debe sonar como una completa contradicción: el hecho era que a mi me gustaba el sabor y olor de la sangre, pero ver que esta sale derramándose del cuerpo de uno de mis amigos, es demasiado. Espera, no. No es una contradicción, porque, ¡hola! ¡No me alimento de mis amigos! Entonces, pensé en Heath y decidí modificar mi pensamiento: no me alimento de mis amigos en circunstancias normales y a menos que me den su permiso.“Puedo limpiarlo” dijo Darius alcanzando la toallita alcohólica que yo sujetaba fuertemente entre mis dedos.“No” dije, y repetí con más firmeza, sacudiendo la cabeza para intentar eliminar los mareos. “No, eso es ridículo. Estas herido; yo lo hare. Simplemente dime lo que tengo que hacer.” Hice una pausa antes de continuar, “Darius, tenemos que salir de aqu픓Lo sé” dijo solemnemente.“No conoces todas las razones. Oí por casualidad una conversación entre Kalona y Neferet. Ellos dijeron que preparan una especie de nuevo futuro, y dijeron que implicaría ‘convencer al Consejo’ “Darius amplio los ojos a causa del estado de shock. “¿El consejo de Nyx? ¿Así como al Consejo Superior de Vampiros?”“¡No lo se! Ellos no dijeron nada acerca de eso. Supongo que podían haber estado hablando sobre el Consejo de la Casa de la Noche”Estudio mi cara “¿No crees que es a lo que ellos se referían?”Sacudí mi cabeza despacio.“¡Dulce Nyx! No lo se exactamente”Fruncí el ceño, deseando que mis tripas no discreparan con él. “Me temo que hay una posibilidad de que eso ya este hecho. Kaloma es poderoso, el tiene la magia de atraer a la gente. Mira, lo fundamental es que no podemos quedarnos bajo el control de Neferet mientras ella y el pájaro ponen su asqueroso plan en marcha- independientemente de lo que sea el plan”. En realidad, tenía miedo de que ya hayan puesto su asqueroso plan en marcha, pero decirlo en voz alta sería como un conjuro que podía hacerse en realidad. “¿Entonces no podemos simplemente sanarnos, coger a Afrodita, las gemelas y a Damien, y volver a los túneles?” Estaba a punto de romper a llorar. “Estoy mejor, y pienso que no vale la pena correr el riesgo de haberme ahogado en mi propia sangre como para salir de este infierno.”“De acuerdo, creo que Neferet te ha curado lo suficiente para que no estés en peligro de rechazar el cambio, incluso si no estás en un sitio lleno de vampiros.”“¿Estas lo bastante bien para marcharte?”“Te dije que estoy bien, y decía la verdad. Vamos a ponernos a limpiar y luego dejaremos este lugar.”“Me gustan más los túneles” Me sorprendí a mi misma admitir en voz alta lo que había estado pensando, pero Darius asintió solemnemente.“Eso es porque te sientes a salvo allí, y esto ya no es seguro” dijo.“¿Has observado a Neferet?” Le pregunté.“Si te refieres a si note que el poder de la Sacerdotisa parece haber aumentado, si, lo hice.”“Genial. Casi lamento no estar imaginando cosas.” Murmuré.“Tus instintos son buenos, y te han advertido de Neferet durante bastante tiempo”. El hizo una pausa. “El poder hipnótico de Kaloma es insólito. Nunca he sentido algo así antes”“Sí,” dije, limpiando la sangre de su cara. “pero creo que he roto lo que sea que el tenia sobre mi...” me rehusé a admitir, incluso para mí misma, que aunque el afecto hipnótico se había ido, todavía tenía una reacción poderosa por su beso. “Eh, ¿Kalona tenía un aspecto diferente para ti?“¿Diferente? ¿Cómo así?”“Más joven, como si el no fuera tan mayor como tu.” Supuse que Darius estaba cerca de los veinte cinco o eso me pareció a mí.Darius me miró largamente. “No, Kalona parecía el mismo que la primera vez que lo vi, eternamente joven, pero de ninguna forma se le podría confundir con un adolescente. Quizás tenga la capacidad de cambiar el aspecto para complacerte.”Quise negarlo, y luego recordé de cómo me había llamado poco antes de besarme. Había sido el mismo nombre con el que me había llamado durante la pesadilla. Mi respuesta hacia él fue casi automática, como si mi alma lo hubiera reconocido, mi mente susurraba traidoramente. El miedo causo un terrible temblor a todo mi cuerpo, causando que mis vellos de mis brazos y los pelos de la parte de atrás de mi cuello se erizaran. “Él me llamo A-ya”, le dije.“El nombre suena familiar. ¿Qué significa?”“Es el nombre de la doncella que las mujeres Ghigua crearon para atrapar a Kalona”Darius suspiro profundamente. “Bien ahora sabemos porque esta tan obsesionado en protegerte. El piensa que eres la doncella que el amo.“Creo que esto es mas obsesión que amor” dije rápidamente, no queriendo considerar la idea que Kalona posiblemente podría haberse enamorado de A-ya. “Además, tenemos que recordar que A-ya realmente lo atrapó, provocando que fuera encarcelado durante más de mil años.”Darius asintió. “Entonces su deseo por ti podría fácilmente cambiar a la violencia.”Mi estomago se encogió. “En realidad, la razón por la que él me quiere es justo para vengarse de A-ya. Es decir, no sé lo que el planea hacer conmigo. Neferet quería para matarme, pero él la detuvo porque dijo que puede usar mi poder.“Pero tu nunca le darás la espalda a Nyx por el” Dijo Darius.“Una vez se dé cuenta de eso, no podre estar más cerca a el.”“Él te vera como un poderoso enemigo, uno que podría encontrar el modo de atraparlo otra vez.” Dijo Darius.“Bueno, así que explícame que hacer para curarte, y luego ir a encontrar a los demás y salir de este infierno”Darius me guio, durante la grotesca limpieza a la que fue sometida la larga herida, la que consistía en derramar alcohol dentro de su corte para evaluarlo y remover la carne también, convenciéndome, que era para eliminar cualquier tipo de infección que le podría causar la sangre del cuervo mocker. Había olvidado totalmente que el mismo cuchillo había sido clavado en el pecho de Rephaim y que esta tenía sangre repugnante de hombre pájaro mutante por todas partes. Entonces limpié el corte y luego Darius me ayudó a encontrar esa materia extraña pero fresca, llamada Dermabond , mejor conocida como puntas liquidas, las que lance a chorros a lo largo de su corte, puse los lados de la herida juntos, y, ¡ta-da! Excepto que el gran corte, aun no había cicatrizado, Darius dijo que estaba como nuevo. Yo era un poco mas escéptica, pero (como él me recordó) yo en realidad no era una enfermera, para empezar.Luego él y yo buscamos en los armarios ya que no podía ir a ningún lugar con una sabana envuelta a mí alrededor. Bien, no creerías lo vulgar que lucían las batas de hospital, con la gran abertura en la parte de atrás que gritaban ‘mírame’ (oh, por favor, esas no eran verdaderas batas) que encontramos en una gaveta. ¿Por qué en los hospitales te hacen llevar esa cosa horrible, rebelando demasiadas cosas cuando ya te sientes mal? Simplemente eso tenia poco sentido. De todos modos, finalmente encontramos un par de los trajes verdes de la gente de la limpieza que era demasiado grande para mí. Pero eran mucho mejor que la sabana que llevaba encima. Contemple algunos botines. Le pregunté a Darius si él había visto mi bolso, y el me dijo que pensaba que todavía estaba en el Hummer. Probablemente fue poco considerado de mi parte, pero pase bastante tiempo haciendo énfasis en que si había perdido mi bolso tendría que conseguir un nuevo permiso de conducir y un teléfono móvil, y me pregunte brevemente si podría recordar el color correcto de mi brillo de labios ultra fresco, que tendría que reemplazar.Un momento después de que me puse los trajes (mientras Darius me daba la espalda) y comenzando a preocuparme por mi bolso perdido, me di cuenta que estaba sentada en la cama mirando al vacio y a punto de quedarme dormida.“¿Cómo te sientes?” Me pregunto Darius. “Te ves…” sus palabras se perdieron y estoy segura que el veto las palabras “mal” y “horrible”.“¿Se me ve cansada?” ofrecí para ayudarlo.El asintió. “Si lo pareces”“Bien, esto no es sorprendente porque estoy cansada. Realmente cansada”“Quizás deberíamos esperar y… ““¡No!” Lo interrumpí. “Ya te lo dije, tenemos que irnos. Además no hay ninguna manera de que pueda conciliar el sueño mientras estemos aquí. Yo no me siento a salvo”“De acuerdo” dijo Darius “No estás a salvo. Ninguno de nosotros está a salvo.”Tacita fue la comprensión a la que llegamos, no estaríamos a salvo si no lográbamos ingeniárnoslas para escapar da la Casa de la Noche, pero era mejor para el animo de los dos, no mencionar eso.“Bien, vayamos a por los demás” dije.Comprobé el reloj de la pared antes de que abandonáramos el cuarto y me di cuenta que era poco más tarde de las 4.00 AM. Fue un choque para mí ver cuánto tiempo había pasado, especialmente dado que debí haber estado fuera por varias horas, aunque no me sentía descansada para nada. Si las cosas fueran normales en la Casa de la Noche los novatos deberían de estar por terminar con las clases. “¡Eh!”, le dije a Darius, “es la hora de la cena, ellos podrían estar en la cafetería.”El asintió, movió la silla que estaba de soporte, y lentamente abrió la puerta.“Pasillo vacio” murmuro.Mientras él miraba a hurtadillas por los pasillos, yo lo había estado investigando. Así que, en vez de seguirle fuera de la habitación, lo agarre de la manga y lo detuve. El me lanzo una mirada interrogante.“Uh, Darius, pienso que realmente tenemos que cambiarnos de ropa antes de que hagamos una magnífica entrada en la cafetería, o incluso en los dormitorios. Quiero decir, estas un poco manchado con sangre, y yo llevo esto que parece una gran bolsa verde de basura. No estamos siendo exactamente discretos.”Darius se miro a sí mismo, reparando en la sangre seca que estaba extendida por toda su camisa y chaqueta. La sangre era del corte recién curado de su cara, y se fijo en mis ropas que habíamos encontrado en el hospital, fácilmente Darius había llegado a una conclusión.“Vamos a tomar las escaleras al siguiente piso. Allí es donde los Hijos de Erebus están alojados. Me cambiaré, después te llevare rápidamente a tu dormitorio para que puedas librarte de eso”. Señalo mi traje “Si tenemos suerte encontraremos a Afrodita y las gemelas en el dormitorio y solamente tendremos que buscar a Damien, e irnos después, de la escuela.”“Suena bien. Nunca pensé que me podrías oír decir que esperaba con impaciencia regresar a aquellos túneles, pero ahora mismo es el mejor lugar para ir”. Dije.Darius gruño algo que yo asumí que era algún tipo de lenguaje para estar de acuerdo conmigo, y le seguí a través del la sala, la cual estaba desierta, era el camino más corto hasta las escaleras. Ok, subir ese pequeño tramo de escalones, fue suficiente para mi, y termine reclinándome pesadamente sobre los brazos de Darius. Deduje que el tenia ese destello de preocupación en sus ojos, él estaba seriamente considerando alzarme (a pesar de mis protestas) si no hubiéramos llegado en ese mismo instante, al siguiente piso.“Entonces” dije entre jadeos, “¿Es siempre tan tranquilo aquí arriba?”“No” dijo Darius agriamente. “No lo es”. Pasamos un área común que tenía un gran frigorífico, un TV de pantalla plana, algunos sofás cómodos, y un montón de cosas, como pesas, una diana y una mesa de billar. Estaba desierto también. Su rostro era ilegible, Darius me llevo a una de las muchas puertas abiertas que había en el pasillo.Su habitación era como yo había imaginado que sería una habitación de un hijo de Erebus: limpia y simple, con algunos pocos adornos. Tenía varios trofeos que eran de concursos de lanzamiento de dagas, que el había ganado, y una colección completa de todos los libros de Christopher Moore en tapa dura, pero ni una foto de amigos o familia, y lo único que decoraba las paredes eran pasajes de Oklahoma, los cuales probablemente estaban ya en la habitación cuando el la ocupo. Oh, también había una mini nevera, como la de Afrodita, lo que me molesto un poco, ¿Todos tenían un frigorífico excepto yo? Jeesh. Había una gran ventana con pesadas cortinas al que me acerqué, retirando un borde de la cortina, y mire hacia fuera para que Darius pudiera cambiarse de ropa evitando causar que una celosa Afrodita nos destripara a alguno de los dos.Debería ser una hora ocupada. Las clases se habían acabado y espere observar a los adolescentes ir de la escuela a sus dormitorios, salas comunes, cafetería. Pero solamente vi a un par de personas deslizarse rápidamente en la acerca, de un edificio a otro.A pesar de que mi intuición me estaba diciendo que había mucho más en ello que eso, quise creer que la quietud sepulcral de la escuela era debido al clima. El cielo oscuro todavía salpicaba agua helada, a pesar del aislamiento producido por la tormenta, estaba cautivada por la capa mágica de agua congelada que nos rodeaba por todos sitios. Los arboles estaban inclinados por el peso del hielo y sepultaban sus ramas. Las luces amarillas de las lámparas parpadean sobre las paredes lisas y las aceras. La cosa más hermosa era la hierba, encapsulada bajo la capa de hielo. Sobresalían espigas cristalinas por todas partes, brillando cuando la luz le daba, haciendo que la tierra pareciera un campo de diamantes.“Wow” dije, mas para mí misma que para Darius, “Sé que la tormenta de hielo es un dolor de trasero, pero realmente es bonita. Hace que todo parezca un mundo enteramente diferente.”Darius se ponía una sudadera sobre una camiseta limpia y se me unió en la ventana. Su ceño decía que veía más la parte molesta de la tormenta, que la helada magia de ella.“No veo centinelas” dijo, y comprendí que su ceño no había sido solamente por el hielo, que también estaban en los limites de las paredes, y que también estaban en las esquinas de la ventana. “Deberíamos ser capaces de ver, como mínimo, dos o tres de mis hermanos guerreros, pero no hay nadie.” Entonces lo sentí ponerse rígido.“¿Qué sucede?”“Hable demasiado pronto, y tú estabas en lo correcto. Este es un mundo totalmente diferente. Hay centinelas apostados. Solo que no son mis hermanos”. El señalo a un lugar de la pared a nuestra derecha que se desviaba hacia el templo de Nyx, el cual estaba situado justo enfrente el edifico en el cual estábamos. Allí, entre las sombras de un antiguo roble y en la parte de atrás del templo, la oscuridad se abrió para revelar la torcida forma de un cuervo mocker agazapado en el muro “y allí”, Darius me indico hacia abajo del muro, hacia otro punto. Yo había pasado por alto lo que parecía un punto de oscuridad en esta noche tormentosa, pero mientras lo miraba fijamente, reveló otro terrible hombre pájaro.“Están por todos lados” dije “¿Cómo vamos a escapar de aquí?”“¿No puedes ocultarnos con los elementos, como hiciste antes?”“No lo sé. Estoy tan cansada, y me siento muy extraña. Mi corte esta mejor, pero es como si siguiese siendo drenada y sin poder recuperarme” luego mi estomago se hundió mas, cuando me di cuenta de otra cosa. “Después de que usase el fuego y el viento para alejar a Kalona de ti, yo no tuve que liberar a los elementos. Ellos simplemente ya no estaban allí. Eso nunca ha pasado antes. Ellos siempre han estado allí hasta que los liberaba.”“Estas exhausta. La habilidad de conjurar y controlar los elementos es tu don, pero no viene sin un precio. Eres joven y estas sana, por lo que en circunstancias normales deberías notar cómo te drena”“Lo he hecho otras veces, y nunca ha sido como ahora.”“Nunca has estado tan cerca de la muerte, añadido al hecho de que no has tenido tiempo de recuperarte y descansar, lo cual es una combinación peligrosa.”“En otras palabras, es posible que no podáis contar conmigo para ayudarnos a salir de aquí a hurtadillas.” dije“Qué tal si te llamamos plan C y a nosotros plan F. Así gano un intento para hacer un plan A y B"“Prefiero ser el plan Z”- murmure“Bien, esto ayudara aunque solo sea una solución temporal.” El se dirigió a una mini-nevera y saco lo que parecían dos botellas de agua, pero llenas de un liquido rojo oscuro que yo reconocí muy bien. Me tendió una. “Bebe”Lo cogí y le fruncí el ceño. “¿Tienes sangre en botellas de agua en tu nevera?”Levanto sus cejas, luego se encogió un poco cuando el corte se desperezo completamente hacia un lado, deformando su cara. Finalmente dijo: “Soy un vampiro Zoey, tu también lo serás pronto. Para nosotros tener sangre humana embotellada es como tener agua embotellada. Solo que hay muchas maneras de darle mas aceptación a la sangre.” El levanto su la botella y luego la vacio un poco.Cerré mi mente e hice lo mismo. Como siempre, la sangre en mi organismo fue como una explosión, dándome energía y haciéndome sentir de repente mucho más viva e invencible. Mi alocada cabeza se aclaro, y el dolor que había estado viniendo de mi herida disminuyo dejándome largar una profunda bocarada de aire libre de molestia.“¿Mejor?” me pregunto Darius“Totalmente” dije “Vamos a buscarme algo de ropa de verdad y a buscar a los otros mientras este zumbido dura.”“Eso me recuerda”. El se giro hacia la nevera, cogió otro botellín de sangre y me lo paso. “Guárdatelo en el bolsillo. Beber sangre no sustituirá el sueño ni el tiempo que tu cuerpo necesita para recuperarse, pero al menos te mantendrá en forma, o eso espero.Empuje la botella en uno de los enormes bolsillos de mis pantalones de limpieza holgados. Darius ato un cuchillo en su funda, agarró una chaqueta limpia, y ambos abandonamos su habitación, apresurándonos escaleras abajo, y andando por el edifico sin ver a nadie más. Me sentía mal, pero no quería parar para hablar de ello. No quería hacer o decir nada que pudiese hacernos tener que estar allí un segundo más del necesario.Cuando Darius alcanzo la puerta principal del edificio, dude “No creo que sea inteligente que los cuervos mockers vean que estoy levantada y rondando por el edificio”. Mantuve mi voz baja, a pesar de que no había nadie visible a nuestro alrededor.“Probablemente estés él lo correcto” dijo “¿Podrás manejarlo?“Bueno, realmente esto no está muy lejos del dormitorio. Además el tiempo ya esta asqueroso. Puedo limitarme a llamar a algo de niebla e incrementar la lluvia. Eso debería hacer un buen trabajo ocultándonos. Recuerda que debes pensar que estas hecho exclusivamente de espíritu. Intenta mezclarte con la tormenta. Normalmente eso me facilita las cosas.”“Lo haré, estaré listo en cuanto tú lo estés.”Aspiré una gran bocanada de aire, agradecida de que mi pecho estuviese casi completamente sin dolor, y me centre en mi misma.“Agua, fuego y espíritu, os necesito”. Dije. Alce uno de mis brazos, como si recibiese un abrazo de un amigo, y el otro lo enganche al brazo de Darius. Inmediatamente sentí a los tres elementos surgiendo a mi alrededor y a través de mi, y, esperanzadoramente, también en Darius. “Espíritu, te ruego que nos arropes... que nos escondas... que nos permitas fusionarnos con la noche. Agua, llena el aire de nuestro alrededor, báñanos y ocúltanos. Fuego, te necesito solo un poco, lo suficiente para derretir el hielo.”Solo estaba segura de una cosa: el tiempo era asqueroso. Definitivamente prefería mirar hacia fuera desde el interior del cálido y seco edificio. Había estado muy mal antes, pero desde que los elementos habían respondido a mi llamado, la tormenta había incrementado su intensidad. Eche una ojeada a nuestro alrededor, intentando descubrir si los cuervos mockers nos habían visto pero los elementos trabajaban bien, y Darius y yo andábamos en lo que se sentía como el centro de un globo de nieve cegadora, volviéndose hielo. El hielo y el viento eran tan malos que me habría caído si no fuera porque Darius tenía unos reflejos felinos y de algún modo era capaz de mantenernos a ambos en pie.Lo que me recordó, mientras ambos andábamos rápido y cuidadosamente por la helada acera, envueltos en una repentina niebla que había volado por todo nuestro alrededor, incline la cabeza contra el ataque del hielo, no había visto un solo gato por el lugar. Ok, vale, el tiempo era horrible, especialmente después de que yo me enredase con él, y a los gatos no les gusta cualquier cosa húmeda, pero no recordaba ni una sola vez en los meses que había vivido en la Casa de la Noche andar por el campus y no ver al menos unos pocos gatos persiguiéndose entre ellos.“No hay ningún gato alrededor,” dije.Darius asintió “Ya lo note”“¿Que significa?”“Problemas” dijo.Pero yo no tenía tiempo para pensar que podía significar la ausencia de gatos (y de preocuparme por donde estaría Nala). Yo ya sentía como mi energía se iba. Tuve que concentra todas mis fuerzas y concentración en mantener funcionando la letanía en el viento, junto al fuego y al agua. “Somos la noche, dejamos que el espíritu de la noche nos cubra… protéjanos con la niebla… sopla y serpentea, impida que los malos nos vean.”Casi estábamos en el dormitorio cuando oí la voz de una chica. No podía distinguir lo que ella decía, pero el tono alto, y nervioso significaba que definitivamente algo estaba mal. La tensión en el brazo de Darius, y el modo en el que el miraba detenidamente alrededor, intentando ver a través de la mezcla elemental que nos rodeaba, me indico que él también lo había oído.A medida que nos acercábamos a los dormitorios, la voz se hizo más clara y más fuerte, y las palabras comenzaron a tener sentido.“¡No, realmente! Y-yo simplemente regresare a mi habitación”“Puedes volver. Después de que haya terminado contigo”Me congelé, tirando de Darius para hacer una parada mientras que reconocí la voz del individuo, incluso antes de que la chica le contestara."¿Qué te parece más tarde, Stark? Entonces quizá podemos...” sus palabras fueron cortadas precipitadamente. Oí un pequeño grito que terminó en un jadeo, y entonces hubo un sonido tremendamente horroroso, y los gemidos comenzaron.

sábado, 19 de septiembre de 2009

HUNTED

Capítulo 18 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Zara
Corregido por Glad

La primera cosa que comprendí cuando comencé a recuperar la conciencia fue que las suaves sabanas de la cama de la enfermería se sentían estupendas contra mi piel desnuda, lo que significa que no llevaba puesta ninguna ropa.La segunda cosa que me di cuenta, era que todo dentro de mí me decía que debía mantener mis ojos cerrados y seguir respirando profundamente. En otras palabras, necesitaba fingir que aun estaba inconsciente.Permaneciendo lo más inmóvil que pude intenté hacer un inventario de mi cuerpo. Bueno, la larga y desagradable herida en mi pecho dolía bastante menos de lo que dolía cuando me desmayé. Busqué alrededor con mis sentidos (excepto la vista, por supuesto), y podía sentir y oler la persistente presencia de espíritu, el aire, el agua y el fuego. Los elementos, obviamente, no estaban manifestándose plenamente, pero podía sentirlos a mí alrededor, tranquilizándome y fortaleciéndome – me preocupen infernalmente por mis amigos. ¡Vuelvan a los demás! Les ordené a los elementos en silencio, y sentí su partida permanente. Todos excepto el espíritu. Quise suspirar y rodar mis ojos. En cambio me concentré más. Espíritu, ve a Afrodita. Permanece cerca de ella. Casi al instante sentí la ausencia del poderoso elemento. Debí de haber hecho un movimiento involuntario ante la partida de espíritu, porque Neferet se acerco a mis pies, y hablo en voz alta."Ella se ha movido. No tengo dudas de que pronto recobrará la conciencia." Hubo una pausa, y pude escuchar su movimiento mientras ella caminaba a medida de que continuaba hablando. “Todavía creo que no debí de haberla sanado. La muerte de Zoey habría podido ser fácilmente explicada. Ella estaba casi muerta cuando llegó aquí.""Si lo que me has dicho es cierto y ella tiene dominio sobre los cinco elementos, es demasiado poderosa para permitirle perecer", dijo Kalona. Él también parecía que estaba de pie cerca del final de mi cama."Lo que le he dicho es la verdad", dijo Neferet. "Ella controla los elementos.""Entonces podemos usarla. ¿Por qué no incluirla en nuestra nueva visión del futuro? Tener su lealtad convencería a algunos de los miembros del Consejo que fácilmente no sucumbirían ante mí”.¿Nueva visión del futuro? ¿Influir en el Consejo? ¿Al igual que en el Consejo Superior de Vampiros? ¡Mierda santa!La respuesta de Neferet fue suave y segura. "Nosotros no la necesitamos, mi amor. Nuestro plan tendrá éxito. Debes saber que Zoey nunca utilizará su poder para nosotros, de todos modos. Ella esta muy unida con la Diosa”."Ah, pero eso puede cambiar." Su profunda voz era como chocolate derretido. Aunque mi mente corría a velocidad con las noticias que había escuchado por casualidad, sólo mi cuerpo estaba fascinado por su voz, se sentía bien sólo de escucharlo. "Parezco recordar a otra sacerdotisa cuyo amor por la Diosa se rompió"."Ella es joven y lo suficientemente sabia como para permitir que sus ojos sean abiertos a posibilidades más interesantes, como los míos han sido." Sus voces estaban tan próximas entre sí que sabía que ella debía de estar en sus brazos. "Zoey nunca podrá ser una de nosotros ella es otro enemigo. Creo que el día vendrá cuando usted o yo tenga que matarla”.Kalona se rió en silencio. "Eres una criatura tan deliciosamente sedienta de sangre. Si la joven sacerdotisa no es un beneficio para nosotros, entonces, por supuesto, que deberá ser eliminada. Hasta entonces voy a ver qué puedo hacer con respecto a romper losgrilletes que la atan”."No. ¡Quiero que se mantenga alejado de ella!“ Neferet chaqueo."Harías bien en recordar quien es el amo aquí. No voy a ser gobernado, mandado o atrapado, otra vez. Y yo no soy tu Diosa impotente. ¡Lo que yo doy lo puedo quitar si estoy disgustado!" La voz sedosa y sexy de Kalona se había ido, y fue sustituida por una terrible y fría."No este enojado". Neferet fue instantánea contrita. "Lo que ocurre es que no puedo soportar compartirle"."¡Entonces no me disguste!" Gritó, pero ya se estaba desvaneciéndose la ira de su voz."Vámonos de este cuarto y prometo que no te disgustaré más", dijo Neferet bromista. Podía oír los repugnantes sonidos húmedos de ellos al besarse. Los gemidos sin aliento de Neferet fueron suficientes como para hacerme respirar rápido y con dificultad.Después de demasiados efectos de sonidos desagradables, Kalona finalmente dijo: "Ve a nuestra recámara. Prepárate para mí. Te seguiré dentro de poco”.Casi podía oír a Neferet gritando ¡No! ¡Ven conmigo ahora mismo! a través de la sala, pero ella me sorprendió al decir: "Ven a mí pronto, mi ángel oscuro", con una voz dulce y sensual. Luego se escuchó el chasquido de su ropa y la apertura y el cierre de una puerta.Ella en realidad lo manipulaba a él. Me preguntaba si Kalona lo sabía. Sin duda, un ser inmortal debería de conocer de los juegos mentales de una Alta Sacerdotisa Vampira (bueno, los juegos y el cuerpo, también-eesh). Entonces recordé de la espectral imagen de Neferet que vi en el almacén. ¿Cómo había hecho eso? Tal vez pasar al lado oscuro le ha dado diferentes poderes, quizá ella no sólo era una Alta Sacerdotisa Vampiro. ¿Quién sabe lo que realmente significa ser la Reina Tsi Sgili? Este nuevo pensamiento me aterrorizo.Un crujido alrededor de mi cama interrumpió mis horribles reflexiones interiores. Me quedé muy quieta. Quise contener el aliento, pero sabía que tenía que seguir tomando respiraciones profundas, a la par. Juro que pude sentir los ojos de Kalona en mí y estaba increíblemente contenta de que la sabana había sido tirada modestamente encima de mis senos y apretada alrededor de mi cuerpo.Sentí el frio familiar procedente de su cuerpo. Kalona debía de estar cerca de mí. Él probablemente estaba en pie allí mismo, bueno, justo al lado de mi cama. Oí el crujido siniestro de plumas y podía imagínamelo extender sus hermosas alas negras. Él podía estar dispuesto a tirar de mí en sus brazos de nuevo y envolverlos en torno a mí, como lo hizo en mi sueño.Y eso fue todo. No importaba lo que mis instintos me gritaban, no podía mantener los ojos cerrados más tiempo. Segura de que iba a mirar su indescriptible rostro perfecto, abrí mis ojos para encontrarme mirando los rasgos transformados de Rephaim. El Cuervo Mocker estaba inclinado sobre mí, su terrible cara de pájaro estaba a sólo pulgadas de la mía. Su pico estaba abierto y su lengua chasqueaba en mi dirección.Mi reacción fue inmediata y automática, y varias cosas sucedieron a la vez. Chillando con mi grito más penetrante de niña, sujete la sabana contra mi pecho y la revolví atrás en mi espalda tan rápido que yo misma me pegue contra la cabecera de la cama. Mientras hacia eso, el repugnante Cuervo Mocker rechifló y desplego sus alas, parecía como si fuera a saltar sobre mí, y la puerta se abrió de golpe. Daríus entro precipitadamente en la habitación, tomó un vistazo a lamalévola criatura cerniéndose sobre mí, y con un movimiento agraciado y letal, saco del interior de su chaqueta de cuero un cuchillo que tenía enfundado allí, tiró de él libremente, y lo lanzó. La hoja golpeó a Rephaim en su pecho. La criatura chilló y se tambaleó hacia atrás, intentando sujetar la empuñadura del cuchillo incrustada con perlas."¡Te atreves a atacar a mi hijo!" A Kalona le tomó solamente dar dos pasos para llegar a Darius. Con la fuerza de un dios, agarró al guerrero por la garganta y lo levantó de sus pies. Kalona era tan alto, y sus brazos tan largos y musculares, que él pudo cerrar de golpe a Darius contra el techo de la sala. Sujeto a Daríus mientras las piernas del guerrero daban patadas espasmódicas y sus puños golpeaban inútilmente contra los masivos brazos de Kalona."¡Basta! ¡No lo lastime!". Llevando la sabana conmigo me tambaleé para llegar a ellos dos, sin percatarme de lo débil que estaba hasta que estuve de pie. Las alas negras de Kalona se desplegaron, y tuve que pasar bajo una de ellas para llegar a Darius. No sabía lo que pensé que iba a hacer cuando salté fuera de la cama. Incluso si hubiera sido yo misma y no estuviera herida y drenada no habría sido rival para este inmortal, aunque yo estaba gritando y dándole golpes junto a el, pude distinguir que yo no le preocupaba y que solo representaba una molestia como un mosquito pudo haber sido. Pero una cosa sucedió. Contemple como Kalona, hacia brillar sus ojos de color ámbar y como descubrió sus dientes en una salvaje sonrisa, y comprendí que estaba disfrutando asfixiando a Daríus.En ese momento el verdadero Kalona me fue revelado. Él no era un héroe incomprendido que estaba esperando que el amor saque su lado bueno. Kalona no tenía un lado bueno. Si el siempre había sido así o no, no era importante. Lo que él había hecho- o en lo que se había convertido ahora - era malo. El hechizo que el había lanzado sobre mí se destrozó como un sueño de cristal. Esperaba desesperadamente que en realidad estuviera demasiado roto como para no volver a unir las piezas.Inspirando profundamente, levante mis manos, con las palmas hacia afuera, sin preocuparme de que la sabana cayo de mi cuerpo, dejándome allí, de pie desnuda. Luego usé lo último de mi fuerza para evocar, "Viento y fuego, vengan a mí. Los necesito". Al instante sentí la presencia de los dos elementos, y más allá de su presencia podía sentir a Damien y Shaunee y tuve un breve destello de la concentración de ellos dos con sus ojos cerrados, mientras que añadieron la combinación de sus voluntades para fortalecer sus elementos. Esa pequeña ráfaga de poder fue todo lo que necesité. Entrecerré mis ojos y puse todo lo que tenía a mi orden. "¡Hagan que el tipo de alas baje a Daríus!" lancé mis manos hacia Kalona, centrándome en los movimientos de los elementos, y al mismo tiempo pensando cómo el fuego y el viento me habían sacado de algunos otros problemas con los estúpidos Cuervos Mockers, así que también estaba utilizándolos en contra de su padre, entonces también tenia que funcionar.El efecto de la ráfaga de aire caliente fue inmediato. Esto capturó las alas extendidas de Kalona y lo hizo retroceder, y hubo un extraño sonido de chisporroteo cuando el aire caliente tocó su piel desnuda, en realidad haciendo que la niebla se formara en aire alrededor de él.Darius había caído pesadamente al piso, pero estaba jadeando por aire mientras trataba de levantarse, poniendo su cuerpo entre Kalona, Rephaim, y yo. No podía hacer mucho más que tratar de controlar mi respiración y parpadear fuertemente para borrar los pequeños puntos brillantes de mi visión. El fuego y el viento se habían ido, dejándome, y yo apenas era capaz de mantenerme en pie.Un movimiento en el borde de mi visión me hiso ver hacia la puerta abierta y jadeé en sorpresa cuando Stark entró en la sala, con su flecha mortal puesta en el arco, apuntando. Él la levantó para tomar como objetivo a Daríus, y entonces vacilo, sacudió la cabeza como si estuviera tratando de aclararla, y clavo los ojos en mí.La primera vez que lo vi sentí una gran emoción de felicidad. ¡Parecía ser el mismo, de nuevo! Sus ojos no eran del color rojo brillante. No parecía enloquecido y no tenía las mejillas huecas y esqueléticas. Entonces me di cuenta que estaba de pie allí completamente desnuda, mientras el y yo, nos mirábamos fijamente. Sujete la sabana que estaba en mis pies y de prisa la envolví a mí alrededor, estilo toalla de baño. Incluso en medio del gran lío y el estrés que estaba pasando alrededor de mí, yo podría decir que mi rostro estaba rojo, ardiente de vergüenza. Debí de haberle dicho algo, cualquier cosa, y en cambio mi mente estaba congelada por el hecho de que él acababa de verme completamente desnuda.Él recuperó la compostura antes que yo, Stark levantó de nuevo su arco, haciendo de nuevo una muesca a la flecha y girándose apuntando a Daríus."¡Stark! ¡No le dispares!" Grité. No me preocupé de tratar de bloquear su visión de Daríus. Si Stark disparaba, él no fallaría no importara lo que hiciera. Él no podía fallar. A diferencia de Kalona, mi Diosa no retiraba un regalo que había dado una vez."Si quieres matar a la persona que me lanzó a través del cuarto, entonces aquella flecha golpeará a la sacerdotisa y no al guerrero", dijo Kalona. El se había puesto de pie y sonaba perfectamente normal. Su expresión estaba tranquila, pero la piel de su pecho desnuda estaba enrojecida y un poco extraña, como si de repente hubiera recibido una quemadura de sol. Las pequeñas briznas del vapor todavía se levantaban perezosas de su piel expuesta, aunque ambos elementos habían salido del cuarto. "Y no es la sacerdotisa la que quiero muerta. Es el guerrero”.Antes de que Stark pudiera disparar su flecha mortal, me volví hacia Kalona, suplicante, "Daríus solamente me protegía. Fue un cuervo Mocker quién me hizo esto." Señalé a la larga herida en el pecho que ya no estaba enorme y repugnantemente abierta, pero era en cambio una línea roja, dentada. "Cuando Daríus escuchó mis gritos y vio a Rephaim inclinado sobre mí, era lógico para él asumir que estaba siendo atacada de nuevo”. Kalona había sostenido con una mano a Stark, deteniendo el disparo. Con la atención del ángel plenamente en mi, continué, "Darius juró protegerme. Él sólo hacia su trabajo. Por favor, no le mate por esto".Contuve mi respiración por una larga pausa. Kalona me miró fijamente, y yo miré fijamente hacia la derecha, detrás de él. El extraño encanto, hipnótico, que sentía por él no había regresado. No es que él no fuera totalmente el hombre más hermoso que había visto nunca. Él Definitivamente lo era. Entonces sentí al principio un poco de sorpresa cuando comprendí exactamente lo que yo estúpidamente estaba viendo en él.Kalona se había vuelto más joven.Cuando él se había levantado de su encarcelamiento en la tierra, el lucia completamente guapo, pero también lucia como un hombre. Bueno, uno que era anormalmente grande y tenía unas enormes alas negras, pero aún así, un hombre. Él parecía lucir como alguien que no tenía edad, alguien que parecía tener de treinta a cincuenta. Pero eso había cambiado. Si tuviera que adivinar su edad ahora mismo, yo diría que estaba alrededor de los dieciocho años. Definitivamente, no más de los veintiuno.Él estaba en la edad perfecta para mí...Por último Kalona dejó de mirarme fijamente y lentamente se volteó a Rephaim, que estaba agachado en la esquina de la habitación, con sus terribles manos humanas presionadas alrededor del cuchillo que todavía sobresalía de su pecho de pájaro."¿Es eso cierto, mi hijo? ¿Uno de mis niños causó la herida de la sacerdotisa? ""No tengo forma de saber, Padre. No todos los centinelas han regresado", Rephaim habló entrecortado, con la respiración jadeante."Es cierto", dijo Daríus."Por supuesto que eso es lo que dirías, Guerrero", dijo Kalona."Le doy mi palabra como un Hijo de Erebus que le digo la verdad", dijo Daríus. "Y usted ha visto la herida de Zoey. Seguramente usted reconocería un daño hecho por las garras de uno de sus propios hijos."Me alegré de ver que Daríus no estaba todo hinchado y listo para continuar la lucha, como un idiota adolescente lo habría hecho (¡Hola!, Heath y Erik), y luego entendí. Daríus todavía me protegía. Si Kalona sabía que un cuervo Mocker casi me había matado, y sin el resto de la historia sobre ese terrible accidente, entonces tal vez él al menos no me dejaría sola con uno de ellos, y como máximo advertiría a sus repugnantes niños alejarse mí. Es decir, si Kalona todavía me quisiera viva.Entonces dejé de balbucear cosas en mi mente, porque Kalona cerraba el espacio entre nosotros. Me quede quieta, mirando de frente a su pecho desnudo cuando él extendió su mano, indicándome que iba a tocarme. Lentamente, con un dedo de su mano trazó el camino de mi herida sin acariciar mi piel, pero aún así pude sentir el frío proveniente de su cuerpo. Tuve que cerrar fuertemente mis dientes para mantener el temblor y el abatimiento alejado de mí, o tal vez levantar la vista hacia sus ojos y tener la oportunidad de inclinarme hacia adelante lo suficiente como para que su frío dedo tocara mi carne acalorada."Es la marca de uno de mis hijos", dijo. "Stark, esta vez no mates al guerrero." Acababa de lanzar un largo suspiro de alivio cuando Kalona agregó, "Por supuesto, no puedo permitirle a mi amado hijo la herida sin reparación. Pero prefiero amonestarlo yo mismo."La voz de Kalona era tan tranquila, por lo que de hecho, yo realmente no entendí el significado de sus palabras hasta que, como una cobra, le golpeó. Darius sólo tuvo tiempo de comenzar a tomar una actitud defensiva cuando Kalona giró, tiró del cuchillo del pecho de Rephaim, y, en un movimiento rastrilló la hoja cayo hacia abajo al lado de la cara de Daríus.Darius se tambaleó por el golpe, y luego cayó, la sangre baño a todos a mí alrededor, una lluvia pesada, escarlata dentro de aquel pequeño espacio. Grité y traté de ir a él, pero la mano frígida de Kalona se cerró en torno a mi muñeca, tirándome atrás contra él. Miré al inmortal, queriendo que la cólera y el horror que sentía le quemaran con una suplica.¡Y no fui atraída hacia él! ¡Su encanto no funcionaba conmigo! Joven e inhumanamente hermoso como era, yo todavía veía en él un peligroso enemigo. Debiendo de haber notado el triunfo en mis ojos, se giro, de repente su bélica expresión cambió a una lenta, y conocedora sonrisa. Se dobló y me susurró solo para mis oídos, "Recuerda, mi pequeña A-ya, el guerrero puede protegerte de todos los demás, excepto de mi. Ni siquiera el poder de tus elementos pueden impedirme reclamar lo que va a ser mío otra vez." Luego presionó sus labios contra los míos y el gusto salvaje de él se pareció a una ventisca que se precipito por mi cuerpo, nublando mi resistencia y congelando mi alma con un deseo prohibido que completamente me abrumó. Su beso me hizo olvidar a todos y cada uno, completamente – Stark, Darius, incluso a Erik y Heath estaban congelados en mi menteÉl me liberó y mis piernas no me sostuvieron. Caí al piso cuando él cruzo de un tranco la sala, riendo, con su hijo predilecto herido, y cojeando detrás de él.


miércoles, 16 de septiembre de 2009

HUNTED

Capítulo 17 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Zara
Corregido por Glad

Daríus fue el primero de nosotros, en salir fuera del vehículo. Su rostro era inexpresivo con el fin de verse fuerte y confiado, pero totalmente ilegible. Él ignoro a los cuervos Mockers, que estaban mirándolo con sus terribles ojos, y se dirigió al guerrero en el centro del grupo."Saludos, Aristos", dijo Daríus. Aunque él apretó su puño sobre su corazón en un rápido saludo, me di cuenta de que Darius no se inclinó en una reverencia. "Tengo a varios novatos, incluida una joven Sacerdotisa, conmigo. La sacerdotisa se ha visto gravemente herida y carece de atención médica inmediata. "Antes de que Aristos pudiera responder, el más grande de los cuervos Mockers amartilló su cabeza a un lado y dijo: "¿Cuál Sacerdotisa vuelve a la Casa de la Noche?”Incluso en el interior de la Hummer temblé oyendo la voz de la criatura. Éste sonaba aún más humano que el que me había atacado, pero esto lo hizo más aterrador.Despacio y deliberadamente Darius desplazó su atención de Aristos a la horrible criatura que no era ni ave ni hombre, sino una mezcla mutada de ambos. "Criatura, yo no le conozco".El Cuervo Mocker estrechó sus ojos rojos en Darius. La criatura dijo "Hijo del hombre, puedes llamarme Rephaim."Darius no parpadeó. “Todavía no le conozco.""Usted me conocerá", Rephaim silbó, abriendo su pico de forma que pudiese lanzar un graznido.Darius ignoro a la criatura y le dirigió la palabra de nuevo a Aristos. "Tengo una sacerdotisa que ha sido gravemente herida y a varios novatos que están en necesidad de descansar. ¿Se nos permite pasar? ""¿Es Zoey Redbird? ¿La tiene con usted?“ Preguntó Aristos.Cada uno de los cuervos Mockers reaccionaron a mi nombre. Cada uno de ellos dirigió su atención de Daríus a nuestro Hummer. Sus alas rizadas y sus extremidades anormales temblaron moderadamente, mientras mantenían sus miradas fijas. Nunca había estado muy contenta en mi vida por los vidrios polarizados."Lo es". La respuesta de Daríus fue corta. "¿Nos va a dejar pasar?", Repitió."Por supuesto", dijo Aristos. "Han ordenado a todos los novatos regresar al campus." Él gesticuló hacia los edificios de la escuela. El leve movimiento permitió que el lado de su cuello fuera iluminado por la luz de gas más cercana, y vi una delgada línea roja en su piel, como si su cuello hubiera sido dañado recientemente.Darius asintió brevemente. "Voy a llevar la sacerdotisa a la enfermería. Ella no puede caminar”.Darius había comenzado a volver al vehículo cuando Rephaim dijo: "¿Está un rojo con usted?"Darius volvió la mirada a sus espaldas. "No sé qué quiere decir con un rojo", dijo suavemente.En un instante Rephaim había extendido sus negras y macizas alas y saltó sobre el capó del Hummer. El crepitar del metal mellado bajo su peso fue ahogado por el siseo colectivo de gatos agitados. Rephaim se encaramo allí, con manos humanas rizadas en garras, estaba al acecho de Darius. "¡No me mientas, hiiiijo del hombre! ¡Sabes que haaablo de Vampiros rojos!" Al no controlar su temperamento, su voz se convirtió menos humana."Prepárense para llamar a sus elementos", dije, tratando de empujar hacia abajo el dolor y hablar claramente y con calma, aunque me sentía tan débil y mareada que no estaba segura de poder llamar al el espíritu para Afrodita, y mucho menos ayudar acontrolar y dirigir el resto de ellos. "Si esa cosa ataca a Darius, lanzamos todo lo que tenemos en el, traemos a Darius aquí adentro, y conducimos fuera de aquí, como el infierno. "Pero Daríus no pareció perturbado en absoluto. Él contemplo a la criatura con serenidad. "¿Usted quiere decir la Sacerdotisa de los vampiros rojos, Stevie Rae?”"¡Siiiiiiiiiiiii!" La palabra era un silbido largo."Ella no está conmigo. Aquí sólo tengo novatos azules conmigo, y entre ellos esta la Sacerdotisa que necesita de ayuda inmediata, como ya he explicado." Daríus siguió mirando con calma a lo que parecía que había salido de una pesadilla. "Por última vez, ¿nos permiten pasar o no?""Passsse, por supuesssssto," la criatura silbó. No se bajó del Hummer, pero se reclino con el fin de que Daríus apenas pudiera conseguir entrar por la puerta lateral abierta del conductor."Ven aquí. Ahora". Darius hizo señas para que Afrodita pudiera deslizarse a través del asiento, y le tendió su mano de modo que ella pudiera tomarlo. "Quédate cerca," lo oí murmurarle a ella y ambos se dieron un rápido guiño. Manteniéndose pegada a Darius, se trasladó con él hacia mi puerta. Él se inclinó, y busco mi mirada. "¿Estás lista?" preguntó quedamente. La pregunta estaba llena de mucho más que esas tres simples palabras."Sí", Damien y las gemelas dijeron juntos."Lista", dije."Una vez más, estén cerca", susurró.Daríus y Damien lograron moverme dolorosamente en los brazos del guerrero. Fulminando con la mirada silenciosamente a los cuervos Mockers, todos los gatos en el vehículo se quedaron en silencio y parecía que se convertían en parte de las silenciosas y frías sombras. Di un suspiro de alivio cuando vi que ninguna de las criaturas se lanzo sobre mi Nala. Por favor, deje que los gatos estén seguros, envié una silenciosa súplica a NYX. Me sentí mejor cuando vi que Afrodita, Damien y las gemelas nos rodeaban a Daríus y a mi y, a continuación, como si fuéramos un ser, nos alejamos de la Hummer y entramos en la escuela.Los Cuervos Mockers, incluyendo Rephaim, se fueron hacia el cielo cuando Aristos nos condujo en la corta distancia al primer edificio en el campus, el que contenía los dormitorios de los profesores así como la enfermería.Como Daríus me llevaba a través de la puerta de arco de madera, que siempre me recordaba a algo que debería estar de pie detrás de un foso en el conocido edificio, pensé en la manera en que sólo hace un poco más de un par de meses me habían traído por primera vez aquí y había estado inconsciente en la enfermería para despertarme, no teniendo una idea de mi nuevo futuro. Era raro que me encontrara de nuevo en esta situación.Recorrí con mi mirada las caras de mis amigos. Todos parecían tranquilos y confiados. Era sólo porque yo los conocía tan bien que reconocí el temor en la estrecha línea de la boca de Afrodita, y que las manos de Damien, fijadas a los lados, ocultaron su leve temblor. Las Gemelas caminando a mi derecha, tan cerca del hombro que Shaunee rozaba a Erin, la que a su vez rozaba a Daríus - como si a través del contacto pudieran ganar valor.Daríus bajó por un vestíbulo familiar, y debido a que me sostenía entre sus brazos, sentí al instante la tensión en su cuerpo y antes de que ella hablara sabía que él ya la había visto. Levanté mi pesada cabeza, fatigosamente de su hombro a tiempo de ver a Neferet de pie delante de la puerta de la enfermería. Ella estaba hermosa en un vestido largo que abrazaba su cuerpo, hecho de un material negro iridiscente que brillaba y mostraba indicios de un profundo púrpura, cuando se movía. Su cabello castaño rojizo oscuro cayó en ondas gruesas, brillantes hasta la cintura, y sus ojos verdes-musgo, brillaban con la emoción."¡Ah!, ¿entonces regresaron los pródigos?" Su voz era melódica y ligeramente divertida.Al instante aleje mis ojos de ella y susurré frenéticamente bajo mi respiración “¡Sus elementos!” Yo sólo me preocupé de ellos por el espacio de un latido del corazón por si ellos no me habían entendido o escuchado, pero casi inmediatamente sentí el ligero roce de un viento calentado por el fuego y olí una lluvia fresca de primavera. Incluso aunque Neferet no podía leer la mente de Afrodita, murmuré, "Espíritu, te necesito", y sentí la agitación en mi interior cuando el elemento respondió. Antes de poder cambiar de idea y mantener egoístamente al espíritu para que me revigorice le ordené, "Ve a Afrodita", y escuché la fuerte agitación de su respiración cuando el elemento la llenó. Segura de que mis amigos estaban protegidos, volví mi atención a nuestra corrompida Alta Sacerdotisa. Abrí mi boca para comentar sobre la ironía de su uso de una comparación bíblica, cuando una puerta a unos pocos pies de la sala desde donde Neferet estaba de pie, se abrió y él salió.Darius se paró tan abruptamente que se sentía como si de repente lo hubieran detenido con una correa de sujeción."¡Oh!" Shaunee respiró."¡Miiiiiiierda!" Erin dijo en un largo suspiro."¡No lo mires a los ojos!" oí a Afrodita susurrar. "Clava tu mirada en su pecho, en lugar de eso"."No es algo difícil de hacer", dijo Damien suavemente."Permanece fuerte", dijo Daríus.Entonces el tiempo parecía detenerse.Permanece fuerte, me dije a mi misma. Permanece fuerte. Pero no me sentía fuerte. Me sentía agotada, herida y totalmente derrotada. Neferet me intimidaba. Ella era tan perfecta y poderosa. Kalona me hizo comprender mi insignificancia. Ellos dos juntos me empequeñecían, y mi cabeza nadaba vertiginosamente en una cacofonía de pensamientos. Yo era apenas una niña. Diablos, yo aún no era plenamente un vampiro. ¿Cómo podría enfrentarme a estos dos seres increíbles? ¿Y en realidad, quería luchar contra Kalona? ¿Teníamos la certeza al cien por ciento de que él era malvado?Parpadeé, aclarando mi visión borrosa y mi embriagues y miré fijamente hacia él. Él no parecía absolutamente malo. Kalona llevaba pantalones que parecían como si fueran hechos del mismo cuero de autentico ciervo que se usaban en los mocasines de piel marrón cremoso. Sus pies estaban desnudos, así como su pecho. Suena tonto decirlo – que él estaba de pie allí en la mitad del vestíbulo – desnudo – pero entonces no se sintió estúpido en absoluto. Se sentía bien. ¡Es sólo que él era tan increíble! Su piel era completamente libre de cualquier defecto y con un bronceado dorado que muchas chicas blancas intentaban tener, pero que siempre fallan asándose en las camillas de bronceado. Su cabello era espeso y negro. Era largo, pero no ridículamente largo. Era sólo un poco peludo y le caía en una hermosa onda. Cuanto más le miraba, más me podía imaginarme correr mis dedos a través de él. No haciendo caso a la advertencia de Afrodita, miré directamente a sus ojos y sentí una sacudida eléctrica, chispeando de furia a través de mí cuando sus ojos se ampliaron debido al reconocimiento, y aquella sacudida pareció acribillarme aun más, sentí la fuerza aplastante de su mirada en mí. Cedí en los brazos de Darius, tan débil que apenas podía sostener mi cabeza."¡Está herida!" La voz de Kalona resonó por todo el pasillo. Incluso Neferet se encogió de miedo. "¿Por qué ella no está siendo atendida?"Oí el sonido repugnante de enormes alas batiéndose y, a continuación, Rephaim salió de la habitación en donde había estado Kalona. Temblé cuando comprendí que el cuervo Mocker debió haber volado hasta la ventana y luego trepado y gateado lentamente desde allí. ¿No había alguna superficie en la cual esas horribles cosas no pudieran llegar?"Padre, ordené al guerrero llevar a la Sacerdotisa a la enfermería para que pudiera ser atendida adecuadamente". La voz de Rephaim sonaba antinatural aún más obscena después de oír a la majestuosa voz de Kalona."¡Oh, eso es pura mierda!" Totalmente horrorizada, mire boquiabierta hacia Afrodita, quien le daba al cuervo Mocker su mejor burla maliciosa. Ella sacudió hacia atrás su espeso cabello rubio a medida que ella continuaba, "El chico pájaro nos mantuvo ahí afuera en la lluvia congelándonos mientras gimoteaba sobre la chica roja esto y los novatos rojos aquello. Daríus trajo a Zoey aquí a pesar de su ayuda." Afrodita enfatizó la palabra "ayuda”.Hubo un absoluto silencio en el pasillo y, a continuación, Kalona tiró atrás su hermosa cabeza y se rió. "Había olvidado cómo de divertidas pueden ser las mujeres humanas." Con un agraciado movimiento de mano, gesticuló hacia Darius. "Traiga a la joven Sacerdotisa aquí para que pueda ser atendida".Podía sentir la renuencia de Daríus a obedecer, en la tensión de su cuerpo, pero el hizo lo que Kalona le ordenó, con mis amigos a su lado. Alcanzamos a Neferet y a la puerta de la enfermería al mismo tiempo que Kalona lo hizo."Su deber termina aquí, Guerrero", Kalona le dijo a Darius. "Neferet y yo la atenderemos, ahora." Y el ángel caído, extendió sus brazos como si él esperara a que Darius me entregara a él. Con ese movimiento las enormes alas de plumas negras como el azabache que estaban ocultas, contra su espalda, crujieron y se medio abrieron.Quise extender la mano y tocar las alas pero me alegre de estar demasiado débil como para hacer algo más que mirar."Mi deber no ha terminado". La voz de Daríus fue tan tensa como su cuerpo. "He jurado cuidar a esta joven Sacerdotisa, y debo permanecer a su lado.""Me quedo, también", dijo Afrodita."Yo me quedo." Damien sonaba débil y pequeño, pero vi que sus puños seguían apretados firmemente a sus lados."Nosotras, también," dijo Erin y Shaunee asintiendo con la cabeza lúgubremente.Era el turno de Neferet para reír. "¿Seguramente no pensaras que puedes quedarte con Zoey durante mi exanimación?" La diversión en su voz desapareció. "¡No seas ridículo! Darius, llévela a esa habitación y déjela en la cama. Si insistes, pueden esperar en la sala por ella, aunque por como luces, la elección más prudente podría ser comer y refrescarte. Después de todo, has traído a Zoey a casa, donde ella esta a salvo, por lo que has concluido con tu deber. El resto regresen a sus dormitorios. La parte humana de la ciudad podrá estar paralizada por una simple tormenta, pero no somos seres humanos. La vida continúa para nosotros, lo que significa que la escuela continúa." Hizo una pausa y dio a Afrodita una mirada tan llena de odio por lo que su rostro se retorció en algo que era demasiado duro y frío incluso para mantener un poco de su belleza. "Pero, ahora eres humana, ¿o no, Afrodita?""Lo soy", dijo Afrodita. Su rostro estaba pálido, pero ella levantó el mentón y encontró la mirada fija y frígida de Neferet."Entonces usted pertenece ahí afuera." Neferet hizo un movimiento vago lejos de nosotros."No, ella no pertenece ahí", dije. Concentrándome en Neferet, ya que había roto el hechizo que Kalona había echado sobre mí cuando lo había mirado. Apenas reconocí mi propia voz. Sonada débil como la voz de una anciana, un susurro, pero Neferet no tenía ningúnproblema en oírme, y volvió su atención de Afrodita hacia mí. "Afrodita todavía tiene visiones de NYX. Ella pertenece aquí ", me las arreglé para decir, aunque tuve que parpadear rápidamente debido a las manchas de color gris que seguían estropeando mi vista."¿Visiones?" La profunda voz de Kalona cortó el aire entre nosotros. Esta vez rechacé mirarlo, aunque él estaba de pie tan cerca que pude sentir el frío extraño que venía de su cuerpo. "¿Qué tipo de visiones?""Advertencias de desastres en el futuro", habló Afrodita."Interesante" Él dibujó la palabra. "Neferet, mi Reina, no me dijiste que había una profetisa en la Casa de la Noche." Antes de que Neferet pudiera hablar, el continuó, "Excelente, excelentísimo. Una profetisa puede ser muy útil”."Pero ella no es una novata, ni es un Vampiro, y por lo tanto no pertenece a la Casa de la Noche. Así que digo que ella debe irse”. La voz de Neferet tenía un tono extraño que no reconocí al principio y, a continuación, como ya había parpadeado más y mi visión se despejó lo suficiente como para conseguir un buen vistazo de su lenguaje corporal, ella estaba colgada en Kalona - me di cuenta quedando en shock que en realidad Neferet estaba haciendo pucheros.Entonces, fascinada, miré a Kalona extender la mano y frotar ligeramente la mejilla de Neferet, barriendo con la palma de la mano a lo largo de la curva de su largo, y liso cuello, continuo acariciando su hombro, y, por último, bajo suavemente a lo largo de su espalda. Neferet tembló bajo su tacto y sus ojos se dilataron, como si su caricia le hiciese alta."Mi Reina, una profetisa seguramente será de alguna utilidad para nosotros", dijo.Todavía mirándolo, Neferet asintió."Quédate, pequeña profetisa", dijo Kalona a Afrodita."Sí", ella dijo con firmeza. "Lo hare. Me quedare con Zoey”.OK, libremente admitiré que aquella Afrodita me asombraba completamente. Quiero decir, sí, yo estaba mal herida y, probablemente, en shock, así que puedo culpar a mi estado mental y físico alterado que aquel extraño efecto hipnótico del ángel caído funcionara en mi, era debido a que estaba moribunda. Pero, evidentemente, todo el mundo se veía afectado por Kalona en cierto grado. Todo el mundo excepto Afrodita. Sonaba totalmente igual de perra como normalmente era ella. No terminaba de entenderlo."Profetisa", dijo Kalona. "¿Dices que se te advierte de desastres futuros?""Sí," dijo Afrodita."Dime, ¿qué ves en el futuro si rechazamos a Zoey en este momento?""No he tenido una visión, pero sé que Zoey tiene que estar aquí. Ha sido mal herida ", dijo Afrodita.“Entonces déjeme asegurarle que yo, también, se profetizar”. Kalona habló. Su voz, que era tan deliciosa y profunda que yo honestamente solo quería acurrucarme y escucharle para siempre, había empezado a cambiar. Sutilmente, en un primer momento, sentí el cambio de timbre. A medida que él siguió hablando a Afrodita, mi carne comenzó a estar plagada por el miedo. Su evidente descontento se reflejó en su voz, hasta que incluso Darius dio un paso más lejos de él. “Y sobre su juramento le digo que si no obedece, esta sacerdotisa no vivirá otra noche. ¡Ahora déjenos!”Las palabras de Kalona crujieron a través de mi cuerpo, causando a mis ya mareados sentidos tambalearse. Me aferre a los hombros de Daríus. "Haz lo que dice," le dije a Afrodita, haciendo una pausa para tratar de recuperar el aliento. "Él tiene razón. No voy va a durar mucho tiempo si no me ayudan”."Dame a la sacerdotisa. No preguntaré otra vez", dijo Kalona, extendiendo sus brazos de nuevo para mí.Afrodita dudó por un simple momento, entonces ella se acerco y tomó mi mano. "Vamos a estar aquí cuando estés mejor." Ella apretó mi mano y sentí de pronto la presencia del espíritu entrar de nuevo en mi cuerpo.Quise decirle que no, que ella debía mantenerse con el elemento - que necesitaba su protección - pero Afrodita ya había dado la vuelta hacia Damien y le dio un empujón hacia mí, diciendo: "Díganle adiós a Zoey para que mejore, y denle sus más fuertes buenos deseos."Observé la mirada de Damien correr rápidamente hasta Afrodita, quien asintió levemente. Entonces él agarró y apretó mi mano, también. "Estarás bien, Z ", dijo, y cuando soltó mi mano pude sentir una dulce brisa a mi alrededor."Ustedes, también," Afrodita les dijo a las gemelas.Shaunee tomó una de mis manos, y Erin la otra. "Estaremos esperando por ti, Z," dijo Erin, y cuando se voltearon, me quedé con el calor del verano y la frescura de la lluvia limpia y clara."Basta de sentimentalismo. La tomaré ahora." Y antes de que yo pudiera sacar otro aliento Kalona me había tomado de Daríus. Presionándome contra su pecho desnudo, cerré mis ojos y traté de aferrarme a la fuerza de los elementos mientras temblaba de frío contra el maravilloso calor de su cuerpo."Esperaré aquí". Oí a Darius decir antes de que la puerta se hubiera cerrado con un horrible sonido de firmeza, dejando a mis amigos afuera y dejándome a solas con mi enemigo, un ángel caído, y la monstruosa criatura pájaro que su lujuria antigua había creado.Entonces hice algo que sólo había hecho dos veces antes en toda mi vida.Me desmayé.

BUSCADOR

BLOGS AMIGAS

.jpg"/> •°o.O_• Jên ~ VaMpi®e •_O.o°• Entra en la Casa de la Noche Image Hosted by ImageShack.us
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Dark Patience Photobucket http://s668.photobucket.com/albums/vv49/FlordeCereza/?action Image and video hosting by TinyPic Repositorio http://believe-in-dreams-at-night.blogspot.com/