miércoles, 22 de abril de 2009

SAGA CREPUSCULO


Conmemorando el lanzamiento de la primera película de la saga, pongo a vuestra disposición los cuatro volumenes que conforman la historia de amor entre Edward y Bella. Espero que disfrutéis leyendolos, tanto como yo.




CREPÚSCULO:

Nunca me había detenido a pensar en cómo iba a morir, aunque me habían sobrado los motivos en los últimos meses, pero no hubiera imaginado algo parecido a esta situación incluso de haberlo intentado. Con la respiración contenida, contemplé fijamente los ojos oscuros del cazador al otro lado de la gran habitación. Éste me devolvió la mirada complacido. Seguramente, morir en lugar de otra persona, alguien a quien se ama, era una buena forma de acabar. Incluso noble. Eso debería contar algo. Sabía que no afrontaría la muerte ahora de no haber ido a Forks, pero, aterrada como estaba, no me arrepentía de esta decisión. Cuando la vida te ofrece un sueño que supera con creces cualquiera de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión. El cazador sonrió de forma amistosa cuando avanzó con aire despreocupado para matarme.



LUNA NUEVA:

Me sentía atrapada en una de esas pesadillas aterradoras en las que tienes que correr, correr hasta que te arden los pulmones, sin lograr desplazarte nunca a la velocidad necesaria. Las piernas parecían moverse cada vez más despacio mientras me esforzaba por avanzar entre la multitud indiferente, pero aun así, las manecillas del gran reloj de la torre seguían avanzando, no se detenían; inexorables e insensibles se aproximaban hacia el final, hacia el final de todo.
Pero esto no era un sueño y, a diferencia de las pesadillas, no corría para salvar mi vida; corría para salvar algo infinitamente más valioso. En ese momento, incluso mi propia vida parecía tener poco significado para mí.
Alice había predicho que existían muchas posibilidades de que las dos muriéramos allí. Tal vez el resultado habría sido bien diferente si aquel sol deslumbrante no la hubiera retenido, de modo que sólo yo era libre de cruzar aquella plaza iluminada y atestada de gente.
Y no podía correr lo bastante rápido...
... por lo que no me importaba demasiado que estuviéramos rodeados por nuestros enemigos, extraordinariamente poderosos. Supe que era demasiado tarde cuando el reloj comenzó a dar la hora y sus campanadas hicieron vibrar el enlosado que pisaban mis pies —demasiado lentos—. Entonces me alegré de que más de un vampiro ávido de sangre me estuviera esperando por los alrededores. Si esto salía mal, a mí ya no me quedarían deseos de seguir viviendo.El reloj siguió dando la hora mientras el sol caía a plomo en la plaza desde el centro exacto del cielo.



ECLIPSE:

Todos nuestros intentos de huida habían sido infructuosos.
Con el corazón en un puño, observé cómo se aprestaba a defenderme. Su intensa concentración no mostraba ni rastro de duda, a pesar de que le superaban en número. Sabía que no cabía esperar ningún tipo de ayuda, ya que, en ese preciso momento, lo más probable era que los miembros de su familia luchasen por su vida del mismo modo que él por las nuestras.
¿Llegaría a saber alguna vez el resultado de la otra pelea? ¿Averiguaría quiénes habían ganado y quiénes habían perdido? ¿Viviría lo suficiente para enterarme?
Las perspectivas de que eso sucediera no parecían muy halagüeñas.
El fiero deseo de cobrarse mi vida relucía en unos ojos negros que vigilaban estrechamente, a la espera de que se produjera el menor descuido por parte de mi protector, y ése sería el instante en el que yo moriría con toda certeza.Lejos, muy lejos, en algún lugar del frío bosque, aulló un lobo.


AMANECER:

Había tenido a estas alturas de mi vida un cupo más que razonable de experiencias cercanas a la muerte, aunque desde luego no es algo a lo que uno pueda llegar a acostumbrarse.
Parecía extrañamente inevitable el que sufriera otro nuevo enfrentamiento con la muerte. Daba la impresión de que estaba marcada por el desastre. Había escapado una y otra vez, cierto, pero continuaba viniendo a por mí.
Sin embargo, qué distinta era esta vez respecto de las otras.
Puedes huir de alguien a quien temes, puedes intentar luchar contra alguien a quien odias. Todas mis reacciones se orientaban hacia esa clase de asesinos, tanto monstruos como enemigos.Te quedas sin opciones cuando amas a tu potencial asesino. ¿Acaso es posible huir o luchar si eso causa un grave perjuicio a quien quieres? Si la vida es cuanto puedes darle y de verdad le amas por encima de todo, ¿por qué no entregársela?



DESCARGA: http://www.4shared.com/file/101125429/af48bdea/Saga_Twilight.html

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. eres una gran fan de crepusculo dime cual es tu libro y película favorita mi libro favorito es amanecer y mi película favorita es luna nueva espero tu respuesta. cuídate gittana.

      Eliminar
  2. tengo todos los libros cada uno lo e leído 5 veces ya quiero que saque el ultimo libro titulado sol de medianoche y saquen la ultima película de la saga.cuando se termine crepusculo mis papas ya no me van a regañar por mi obsesión por edward cullen.amo este blog les voy a decir a mis amigas que lo visiten.muchos besooooooooooooooooooooos.

    ResponderEliminar
  3. He leído hasta el cap 5 de luna roja continuación de la saga pero no me deja descargar mas capítulos alguien sabe como puedo descargarlo completo

    ResponderEliminar

BUSCADOR

BLOGS AMIGAS

.jpg"/> •°o.O_• Jên ~ VaMpi®e •_O.o°• Entra en la Casa de la Noche Image Hosted by ImageShack.us
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Dark Patience Photobucket http://s668.photobucket.com/albums/vv49/FlordeCereza/?action Image and video hosting by TinyPic Repositorio http://believe-in-dreams-at-night.blogspot.com/