viernes, 28 de agosto de 2009

HUNTED

Capítulo 10 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Erick

“¡Heath!” me abalancé sobre él, prácticamente gritando de alivio porque era él y no un aterrador Cuervo Mocker o peor aún, un antiguo inmortal con ojos como el cielo de la noche y voz como un secreto prohibido.
“¿Heath?” Erik no sonaba muy contento. Sujetó mi brazo por lo que no pude correr hacia él. Frunció el ceño, ingeniándoselas para permanecer protectoramente delante de mí. “¿Tratas de decir que es tu novio humano?”
“Ex-novio”, Heath y yo dijimos al mismo tiempo.
“¿¡Eh!, no eres tu ese tipo, Erik? ¿El nuevo ex-novio de Zo?” dijo Heath. Ignoró los tres escalones faltantes del sótano y los saltó ágilmente, se parecía en cada centímetro a una estrella de fútbol americano (quiero decir que era un tipo de al menos un metro ochenta de alto, con el pelo un poco rizado, arenoso, castaño rubio, hoyuelos y los ojos más lindos que hayan visto). Sí, lo admitiré libremente, mi novio de secundaria era un cliché, pero al menos era uno adorable.
“Novio”. La voz de Erik era dura. “No Ex. Algo así como vampiro, no novato.”
“Oh. Yo diría bienvenidos a maquillaje con Zo y no ahogarme en tu propia sangre, pero sería un verdadero disparate porque no lo quiero expresar. ¿Sabes lo que quiero decir, amigo?” Hablaba mientras caminaba alrededor de Erik para coger mi muñeca, pero antes de que pudiera jalarme en un gran abrazo echó un vistazo hacia abajo y vio los nuevos tatuajes que cubrían mis palmas. “¡¡Guau!! ¡Pues esto es notablemente estupendo! ¿Así que tu diosa todavía cuida de ti?”
“Síp, ella aún lo hace”, dije.
“Me alegro”, dijo y me dio el abrazo que había estado esperando. “¡Maldito, he estado preocupada por ti!” Entonces él me mantuvo a una prudente distancia y me examinó. “¿Tú estas todavía en una pieza?”
“Estoy bien”, dije, un poco jadeante. Digo, la última vez que había visto a Heath estaba rompiendo conmigo.
Más, yo podía olerlo cuando me abrazó y olía asombroso. Como el hogar, combinado con mi infancia, mezclado con algo qué era delicioso y excitante y me llamaba de todas partes de su piel tocando la mía. Sabía lo que me llamaba - su sangre. Y esto desordenaba más mi cabeza.
“Excelente”. Heath soltó mi muñeca y me aparté en un rápido y pequeño paso en dirección a Erik. Vi un destello de dolor atravesar los ojos de Heath, pero sólo por unos segundos antes de que sonriera abierta y despreocupadamente y se encogía de hombros porque el abrazo no había sido un gran trato porque él y yo éramos solamente amigos.
“¡Si!, bien, pues imaginé que estabas bien. Digo, pensé que aún cuando aquella cosa sanguínea entre nosotros se rompiera, todavía sabría si algo malo te ocurriera”. Él había dicho las palabras “cosa sanguínea” con un énfasis erótico que tenía a Erik revolviéndose a mi lado. “Pero tenía que comprobarlo. ¿Además, quería preguntarte que mierda acerca de la extraña llamada de anoche?”
“¿Llamada?” dijo Erik. Sus ojos estaban evasivos cuando me miró.
“Sí, llamada”. Levanté mi barbilla. Erik podría ser mi novio nuevamente, pero de ningún modo estaba para aguantar a un ser todo posesivo e insanamente celoso. Un pensamiento revoloteó por mi mente, tal vez Erik no sería capaz de confiar en mí después de lo que había pasado entre nosotros, y tendría que aguantar algunos celos obsesivos. Me lo tengo un poco ganado. Pero dije con una voz fría, “Llamé a Heath para advertirle de los Cuervos Mockers y decirle que pusiera a su familia a salvo. Él y yo no estamos juntos, pero eso no significa que quiera que algo malo le ocurra”.
“¿Cuervos Mockers?” preguntó Heath.
“¿Qué continúan ahí?” preguntó Erik, su voz toda profesional.
“¿Continúan? ¿Qué quieres decir? ¿Cómo la gran tormenta que azotaba desde la medianoche, y se había convertido en un lío de hielo, o lo que sucedió con la mierda de pandillas? ¿Y que hay de los Cuervos Mockers?”
“¿Mierda de pandilla? ¿Qué quieres decir con eso?” explotó Erik.
“No. No voy a decir de que mierda hablo, antes que contestes mi pregunta”.
“Los Cuervos Mockers son demonios como las criaturas de la leyenda cherokee, contesté. "Hasta la medianoche de la noche anterior, eran sólo espíritus malignos, pero todo cambió cuando su papá, uno inmortal llamado Kalona, quedó libre de su prisión dentro de la tierra, y ahora tiene su nueva morada en la Casa de la Noche de Tulsa”.
“¿Realmente piensas que es buena idea contarle todo esto?” dijo Erik.
“¿¡Oye!, por qué no dejas a Zoey decidir lo que ella quiera o no quiera contarme?”
Heath echaba bocanadas como si muriera por darle un golpe a Erik.
Erik resopló de la misma manera. “Eres un humano”, dijo las palabras como si fuera una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual). “No puedes discutir las mismas cosas que nosotros. Trata de recordar que te ayudé a salvar tu estúpido culo humano de un manojo de fantasmas vampiros hace un par de meses atrás”.
“¡Zoey me salvó, no tu! Y he discutido de esto con Zoey por casi un trillón de años antes de que tú la conocieras”.
“¿Sí? ¿Y cuántas veces tu estúpido culo humano la ha puesto en peligro desde que ella fue Marcada?”
Aquello desalentó a Heath. “Mira, no la pongo en peligro por venir aquí. Sólo quise asegurarme que estaba bien. Traté de llamar un par de veces, pero el servicio de celulares está estropeado”.
“Heath, no soy yo la que está en peligro pero que tu estés aquí es lo que me preocupa. Estas en peligro”, dije, dando a Erik una dura mirada como diciendo deberías-cerrar-la-boca-ahora.
“Sí, ya sé de esos repugnantes chicos novatos que trataron de devorarme la última vez que estuvimos aquí. Realmente no recuerdo bien todo lo que pasó, pero lo suficiente para traer esto”. Él metió la mano en el bolsillo de su Camo Carhartt y sacó abruptamente un arma con un cañón negro que parecía peligrosa. “Es de mi papá”, dijo con orgullo. “Aún tengo clips de municiones adicionales conmigo. Calculé que si trataran de comerme otra vez, podría meterle unos cuantos tiros a lo que ustedes nunca podrían acribillar”.
“Heath, no me digas que llevas un arma cargada en tu bolsillo”, dije.
“Zo, tome la precaución y la primera bala en el clip está vacía. No soy un total idiota”.
Erik resopló sarcásticamente. Heath lo miró con los ojos entrecerrados.
Hablé rápidamente ante el ambiente cargado de testosterona, antes de que comenzaran a golpearse sus pechos. “Los novatos ya no comen gente, Heath; por lo tanto no vas a tener que pegarle un tiro a nadie. Cuando dije que me preocupa que estuvieras a salvo, lo dije por los Cuervos Mockers”.
“Y ella contestó tu pregunta. ¿Ahora qué nos dices sobre el asunto de las pandillas?”
Heath se encogió. “Está todo en las noticias. Porque la electricidad sigue cortada y el estúpido cable ha estado caído todo el día, junto con la mierda del servicio de celulares. Pero dicen que alguna pandilla enloqueció anoche cerca de la medianoche, con una especie de iniciación tipo Año Nuevo. Chera Kimiko de Fox News le llamó una carnicería.
Los policías tardaron en responder debido a la tormenta. Algunas personas fueron asesinadas en el centro de la ciudad, lo que atemorizó a la población porque el centro de la ciudad no es precisamente un foco de pandillas, entonces un manojo de gente rica blanca enloqueció. La última vez que miré las noticias ellos gritaban sobre llamar a la Guardia Nacional, aun cuando la policía dice que todo está bajo control”. Él hizo una pausa y yo prácticamente podía ver los engranajes dando vueltas en su cabeza.
“¡Oye, el centro de la ciudad! Eso es donde está la Casa de la Noche”. Heath miró alternando entre Erik y yo.
“Entonces eso no eran tonterías de pandillas. Era sobre aquellos Cuervos y algo”.
“Brillante”, refunfuño Erik.
“Sí, realmente es cosa de los Cuervos Mockers. Ellos comenzaron el ataque cuando nosotros nos escapábamos de la Casa de Noche”, dije antes de que él y Erik pudieran violentarse nuevamente. “¿Las noticias no dijeron nada en absoluto sobre extrañas criaturas atacando a la gente?”
“Nop. Ellos dijeron que una pandilla atacó a las personas. Asesinando a algunos cortándoles sus gargantas. ¿Es eso lo que aquellos Cuervos Mockers hacen?”
Recordé como me había atacado uno en la Casa de Noche, casi haciendo realidad una de las dos visiones de la muerte de Afrodita tratando de cortar mi garganta y fue antes de que ellos consiguieran sus cuerpos físicos nuevamente. Temblé. “Sí, parece que es lo que ellos hacen, pero realmente no sé mucho de ellos. La abuela sabe más, pero ellos le provocaron un accidente automovilístico”.
“¿Ah, Zo, la Abuela tubo un accidente? ¡Malditos! Lo siento mucho. ¿Ella se recuperará?” Heath estaba sinceramente molesto. Él era un gran favorito de la Abuela y había acudido conmigo a su granja color lavanda más veces de las que podría contar.
“Ella va a estar bien. Tiene que estarlo”, dije firmemente. “Las monjas Benedictinas la tienen a su cuidado en el sótano de su abadía ahí en Lewis y la Veintiuno”.
“¿Sótano? ¿Monjas? ¿Huh? ¿No debería estar en el hospital?”
“Ella lo estuvo, antes que Kalona retornara y los Cuervos Mockers consiguieran su repugnante cuerpo mitad humano, mitad pájaro”
Con rostro impresionado. “¿Mitad humano, mitad pájaro? Suena espeluznante”.
“Es peor de lo que puedes imaginarte, y son grandes, también. Y miserables. Okey, Heath, escúchame. Kalona es inmortal, un ángel caído”.
“¿Por 'caído' quieres decir que él ya no es un buen tipo y no flota con sus alas tocando un arpa?”
“Él tiene alas. Negras y grandes”, dijo Erik. “Pero no es un buen tipo, y todo lo que sabemos de él, es que siempre fue malvado”.
“No, él no tiene”. Okey, mi boca dijo eso, pero yo realmente no lo había querido decir.
Ambos chicos me miraron estúpidamente. Reí nerviosamente.
“Bien, hem, según mi abuela, Kalona solía ser un ángel, entonces supongo o me imagino que él solía ser un buen tipo. Quiero decir, hace mucho tiempo”.
“Creo que nosotros deberíamos asumir que él es malvado. Totalmente malvado”, dijo Erik.
“Un grupo de personas fue lastimada anoche. No sé cuantos fueron asesinados, pero fue perverso. Si este tipo Kalona esta detrás de ello, yo diría que es malvado”, dijo Heath.
“Okey, sí, bueno, pues bien, ustedes dos, chicos, probablemente tienen razón”, dije. ¿Qué demonios tiene que ver conmigo? ¡Yo sabía mejor que nadie que tan malvado era Kalona! Había sentido su oscuro poder. Sabía que Neferet estaba enredada y tan confundida con él que había decidido volverle la espalda a Nyx. Okey, todo esto definitivamente deletrea M-A-L-V-A-D-O.
“Espera. Casi se me olvida”. Erik regresó rápidamente a su silla, Heath y yo lo seguimos. De las sombras, sacó un enorme, monstruoso y ostentoso equipo de música de alta fidelidad. “Déjame ver si puedo conseguir algo”. Él jugueteó con las enormes perillas de plata, y muy pronto sintonizó el canal 8 con mucha estática. El anunciador sonaba bastante serio y hablaba muy rápido.
“Repetimos nuestro informe especial sobre la violencia de las pandillas en el centro de la ciudad de Tulsa anoche, La Policía de Tulsa reitera que la ciudad esta segura y el problema bajo control. Según las palabras del jefe de la policía, 'Esto era un ritual de iniciación de una nueva pandilla que se hacen llamar Mockers. Los líderes de la pandilla fueron detenidos y las calles del centro de la ciudad de Tulsa, otra vez, se encuentran seguras para nuestros ciudadanos’.” El periodista continuó, “Desde luego Tulsa está de vuelta”
“Tenemos un anuncio más para la comunidad: Todo el personal y estudiantes de la Casa de la Noche fueron llamados para regresar a la escuela debido al inminente clima. Repetimos, se les solicita a todo el personal y estudiantes de la Casa de la Noche regresar a la escuela. Permanezcan sintonizados para más informaciones. Volvemos a nuestra programación habitual”.
“No había ninguna pandilla en el centro de la ciudad anoche”, dije. “¡Esto es lo más ridículo que he oído!”
“Ella lo arregló. Ella manipuló a la prensa y probablemente también al público”, dijo Erik, mirando severamente.
“¿Es 'ella' la Alta Sacerdotisa que jugueteó con mi mente?” me preguntó Heath.
“No”, dijo Erik.
“Sí”, dije al mismo tiempo. Miré con el ceño fruncido a Erik. “Él tiene que saber la verdad para protegerse”.
“Mientras menos sepa, mejor para él”, insistió Erik.
“No, mira, es lo que pensaba antes, y es por eso que todo el mundo estaba disgustado conmigo. Es por eso también que cometí algunos graves errores”. Miré de Erik a Heath. “Si no hubiera guardado tantos secretos y hubiera confiado en lo que mis amigos eran capaces, podría haber hablado más y estropearlo menos”.
Erik suspiró. “Bien, ya veo tu punto”. Él miró a Heath. “Su nombre es Neferet. Ella es la Alta Sacerdotisa de la Casa de la Noche. Es poderosa. Muy poderosa. Y es psíquica”.
“Sí, ya sé que puede hacer cosas con su mente. Es como me manipuló. Me hizo olvidar parte de las cosas que ocurrieron. Estoy empezando a recordarlas”.
“¿Hace que tu cabeza duela?” Le pregunté, recordando el dolor que había sentido al tratar de romper el bloqueo de memoria que Neferet había puesto en mi mente.
“Sí. Duele, pero se siente mucho mejor”. Él rió con su familiar y misericordiosa sonrisa y mi corazón se apretujó.
“Neferet es también una especie de reina para Kalona”, siguió Erik.
“Entonces ella es señal de malas noticias para todo su alrededor”, dijo Heath.
“Malas noticias y peligrosas. No lo olvides”, dije. “También, Kalona no resiste estar bajo tierra. Él no podía, antes fue recluido en la tierra por mujeres cherokees, y ahora que escapó, mi suposición es que va a ser más cauteloso con la tierra. Así es que recuerda, estás a salvo bajo tierra”.
“¿Qué hay de los Cuervos Mockers?”
Sacudí mi cabeza. “No lo sabemos. Ninguno ha venido aquí, pero eso no significa mucho”. Pensé en la oscuridad de los túneles y el mal presentimiento que me daba, pero yo no sabía que era en realidad: ¿Novatos rojos? ¿Cuervos Mockers? ¿Alguna otra cosa anónima que Kalona enviaba contra nosotros? ¿O era simplemente mi imaginación? Lo único que yo sabía con seguridad, era que sonaría como un idiota lobo llorón si balbuceaba un montón de cosas inciertas, lo cual quería decir, que por lo pronto, mantendría mi boca cerrada.
“Bien, es sábado, pero no tenemos clases porque está la suspensión de invierno hasta el miércoles y si esta tormenta de lluvia helada sigue golpeando duro como dicen que lo hará, podríamos decididamente tomarnos la semana entera”, Heath continuaba diciendo.
"Debería ser fácil de seguir seguro, aunque los Cuervos Mockers ataquen nuevamente y sus ataques se mueven desde el centro de Tulsa hacia Broken Arrow”.
Sentí un vértigo en el estómago. “Y podrían. Neferet sabe que soy de Broken Arrow, y sabe que allí todavía tengo personas que me importan”.
¿"Así es que ella podría enviar a los Cuervos Mockers a Broken Arrow justamente para fastidiarte? Dijo Heath.
Asentí con la cabeza. "Especialmente cuando mi grupo y yo ignoramos la llamada para regresar a la escuela".
"Pero, espera, Zo. Tú tienes que estar en la escuela rodeada de un montón de vampiros, o tú y todos los novatos se enfermarán, ¿correcto?”
“Estoy aquí”, Erik habló más fuerte. “Y soy otro vampiro completo. Sin mencionar a Stevie Rae”.
“¿No es ella la horrenda y no muerta?” dijo Heath. “Ya no más”, dije. “Ella Cambió a una clase diferente de vampiresa, una con tatuajes rojos. Y todos los horrendos novatos que trataron de comerte, pues ellos ahora son novatos rojos, y no son tan horrendos”.
“Huh”, dijo Heath. “Bien, me alegro que tu Mejor Amiga esté bien”.
“Yo, también”. Reí.
“¿Entonces son tres vampiros adultos suficientes para evitarle a tus chicos enfermarse?” preguntó Heath.
“Tendremos que serlo. Heath, tienes que irte”, dijo abruptamente Erik.
Heath y yo lo miramos. Me di cuenta que había estado sonriendo abiertamente mucho con Heath y realmente me gustó que volviéramos a hablarnos.
“La tormenta de hielo”, continuó Erik. "No es inteligente que se quede atascado aquí, y eso es lo que va a ocurrir si todavía permanece acá para la puesta del sol”. Erik hizo una pausa y entonces dijo, “Que va a ocurrir en cuestión de media hora. ¿Cuánto tiempo te tomó llegar desde Broken Arrow hasta acá?”
Heath frunció el ceño. "Casi dos horas. Las vías están malas”
Sólo debería haberle tomado treinta minutos aproximadamente para trasladarse desde su lugar al depósito. Erik tenía razón.
Heath debe irse a su casa. No éramos conscientes de en cuanto peligro podríamos estar con Kalona, pero no estaba cien por ciento segura si Heath estaría a salvo rodeado de novatos rojos. Además de mis dudas sobre ellos, la verdad era que fuera lo que ellos fueran ahora, Heath era humano cien por ciento, con un montón de palpitante sangre deliciosa, fresca, caliente y atractiva (no hice caso al hecho que mi boca se hacía agua solo de pensar en ello), y no tenía idea sobre sus límites de voluntad.
“Estas en lo correcto Erik, Heath. No podrás aguantar fuera en la noche, sobre todo por los problemas cerca del centro de la ciudad. Además del hielo, no sabemos que hay de los Cuervos Mockers”.
Heath me miró como si él y yo estuviéramos completamente solos. “Estás preocupada por mí”.
Mi garganta se sentía seca. No era una conversación que quería tener delante de Erik. “Desde luego que me preocupo por ti. Somos amigos desde hace mucho tiempo”. Podía sentir los ojos de Erik sobre mí. Me forcé a no moverme con aire de culpabilidad y añadí, “Los amigos se preocupan de sus amigos”.
La risa de Heath era lenta e íntima. “Amigos. De acuerdo”.
“Es tiempo de que te marches”. Erik parecía cabreado.
Sin mirar a Erik, Heath dijo, “me iré cuando Zo me lo diga”.
“Es tiempo para que te vayas, Heath”, dije rápidamente.
Los ojos de Heath quedaron trabados con los míos por varios latidos de corazón. “Bien. Por toda la vida”, dijo. Entonces se volvió hacia Erik. “¿Entonces eres un vampiro de verdad ahora, huh?”
“Sí”.
Heath lo miró de arriba a abajo. Los dos chicos eran casi de la misma altura. Erik era más alto, pero Haeth era el más musculoso de los dos. De todos modos ambos chicos se parecían manejarse en una pelea. Me sentí tensa. ¿Iba Heath a lanzar un puñetazo a Erik?
“La gente dice que los vampiros masculinos son grandes en la protección de sus sacerdotisas. ¿Es eso cierto?”
“Así es”, dijo Erik.
“Bueno. Entonces confío en que Zoey permanecerá segura contigo.
“Nada va a ocurrirle mientras yo esté vivo”, dijo Erik.
“Asegúrate que así sea”. La voz de Heath había perdido el tono encantador y coloquial con el cual me había hablado.
Se puso rígido y peligroso. “Porque si tú dejas que algo le ocurra, voy a encontrarte, y vampiro o no vampiro, voy a patearte el culo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUSCADOR

BLOGS AMIGAS

.jpg"/> •°o.O_• Jên ~ VaMpi®e •_O.o°• Entra en la Casa de la Noche Image Hosted by ImageShack.us
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Dark Patience Photobucket http://s668.photobucket.com/albums/vv49/FlordeCereza/?action Image and video hosting by TinyPic Repositorio http://believe-in-dreams-at-night.blogspot.com/