domingo, 4 de octubre de 2009

HUNTED

Capítulo 23 - CAZADA (Hunted)

Traducido por Giselle y Qwely

"Aquí estas. Esta vez me has traido a un lugar de tu elección, antes de que yo te llame a tí"Kalona dio un paso quedando a la vista junto al banco de mármol, como si se hubiera materializado en el aire. No dije nada. Estaba demasiado ocupada tratando de controlar los latidos de pánico de mi corazón."Tu diosa es bastante insólita" dijo en un tono acogedor de conversación después de sentarse a mi lado en el banco. "Puedo sentir el peligro en este lugar para ti. Me sorprende que ella te permita estar aquí, especialmente porque sabe que tú puedes convocarme. Me imagino que cree que esta advirtiéndote, preparándote, pero ella confunde mis intenciones. Yo significo la resurrección del pasado, y la expiración del presente" hizo una pausa, y con un gesto despectivo arrojo las riquezas lejos de la orilla del agua. "Todos esto no significa nada para mí." No tenía ni idea de lo que hablaba y cuando finalmente encontré mi voz, lo único brillante que pude decir fue "Yo no te traje aqui." "Por supuesto que sí." Era íntimo y coqueto, como si fuera mi novio y yo me sentía un poco timida, como para admitir lo mucho que el me gustaba. "No" hable sin mirarle. "Yo no te llame" repetí. "Y no tengo idea de lo que hablas. " "Mis reflexiones no son importantes. Todo se aclarara con el tiempo. Sin embargo, A-ya, si no me llamaste entonces explíqueme como me uní a ti en tu sueño." Armándome de valor para luchar contra la atracción que sentía al solo oir su voz, gire para mirarle. Era joven de nuevo, y aparentaba dieciocho o diecinueve. Llevaba pantalones vaqueros cómodamente flojos y eso era sexy, con el estilo de estos-son-mis-favoritos-porque-se-ajustan-perfectamente. Y eso era todo. No tenía zapatos o una camisa. Sus alas eran asombrosas. Eran como un cielo negro sin estrellas y brillaban en la mortecina luz contras su sedosa piel con una belleza propia. Su impecable piel bronceada parecía estar iluminada desde dentro. Su cuerpo estaba más allá de lo increíble. Su cara parecía tan hermosa, tan perfecta, que era imposible de describir. Con un profundo sentimiento de consternación, me di cuenta de que su aspecto era igual al aspecto de NYX cuando se nos aparecio a Afrodita y a mi. Su belleza había sido tan sobrenatural que nunca fuimos capaces de describirla. Y, por alguna razón, la similitud entre Kalona y NYX me hizo sentir increíblemente triste, triste por lo que él alguna vez había sido, y por lo que se había convertido. "¿Qué es eso, A-ya? ¿Qué te he hecho ver para hacerte llorar? " Comencé a rebuscar y rebuscar cuidadosamente entre sus palabras y entonces me detuve. Si este era mi sueño-y yo hubiera traido a Kalona de alguna manera hacia mí –entonces iba a ser totalmente honesta. Así que dije la verdad. "Estoy triste porque no creo que siempre hayas sido lo que eres ahora". Kalona estaba totalmente quieto. Parecia como si hubiera solidificado sus características y se hubiera convertido en una estatua de Dios. En el sueño me sentí atemporal, por lo que podría haber pasado un segundo o cien antes de que respondiera. "Y ¿Qué harías si supieras que no siempre he sido como soy ahora, mi A-ya? ¿Me salvarias o me enterrarias?" Me quedé mirando sus luminosos ojos de color ámbar y trate de ver su alma a través de ellos. "No sé", le dije con sinceridad. "No creo que pueda hacer nada sino me ayudas".Kalona se rió. El sonido danzo por mi piel. Me dieron ganas de elevar mi cabeza y mis brazos y abrazar su belleza. "Creo que tienes razón", dijo sonriendo en mis ojos.Aparté la vista a la primera, mirando hacia el océano y tratar de olvidar lo increíblemente seductor que era."Me gusta este lugar." Oí la sonrisa en su voz. "Siento el poder, un poder ancestral. No es de extrañar que eligieras venir aquí. Me recuerda el lugar de energía desde donde me levante en la Casa de la noche, aunque el elemento de la tierra no sea fuerte aquí. Es un consuelo para mí. Es agradable. "Me concentré en la única cosa que había dicho que podía entender. "Creo que no es de extrañar que estés más cómodo en una isla. Ya que no te gusta demasiado la tierra. ""Sólo hay una cosa que me gusta de la tierra, y eso es descansar en tus brazos, aunque tu abrazo haya durado demasiado, incluso para mi gran capacidad de suplica."Lo miré de nuevo. Seguía riéndose suavemente de mí. "Tienes que saber que no soy realmente A-ya."Su sonrisa no vacilo. "No, no sé eso." Poco a poco, se estiró y tomó un largo mechón de mi oscuro cabello entre sus dedos. Mirándome a los ojos, dejó deslizar mi pelo a su palma."No podría ser ella" dije con voz temblorosa. "No estaba en la tierra cuando te liberaste. He estado viviendo en la tierra durante los últimos diecisiete años".El seguía acariciando mi pelo cuando me respondió, "A-ya había desaparecido hace siglos, se disolvió una vez más en la tierra que la formaba. Tú simplemente eres ella, renacida a través de una hija del hombre. Es por eso que eres tan diferentes de los demás""Eso no puede ser verdad. Yo no soy ella. No te reconocí cuando te levantaste" le dije."¿Estás segura de que no me reconociste?" Podía sentir el frío de su piel que irradiaba hacia mi cuerpo y quería apoyarme contra él. Mi corazón latía con fuerza otra vez, sólo que esta vez no era por el miedo. Quería estar cerca de este ángel caído más de lo que nunca hubiera querido nada en mi vida. El deseo que sentía por él era más fuerte que el tirón de la Imprimación con Heath. ¿Cuál seria el sabor de la sangre de Kalona? La idea me hizo estremecer con el impulso delicioso de lo prohibido. "Lo sientes, también", murmuró. "Te hicieron para mí, me perteneces".Sus palabras penetraron a través de la bruma de mi deseo. Me puse de pie y dio un paso alejandome banco, poniéndo el brazo de mármol entre nosotros. "No. Yo no te pertenezco. Yo no pertenezco a nadie excepto a mí mismo y a Nyx.""¡Siempre te escondes detras de esa Diosa miserable!" La intimidad seductora se evaporo de su voz, y una vez más fue fría. Genial, un ángel amoral cuyo estado de ánimo cambiaba según su capricho y que podía causar la muerte con poco más que un pensamiento. "¿Por qué te empeñas en ser fiel a ella? Ella no está aquí." Abrió los brazos y sus magníficas alas susurraron a su alrededor como un manto vivo. "Cuando más la necesita, ella se aleja de ti y te permite cometer errores"."Se llama libre albedrío", dije."¿Y qué es tan maravilloso sobre el libre albedrío? Los seres humanos eternamente hacen mal uso de el. La vida puede ser mucho más feliz sin él. "Negue con la cabeza. "Pero yo no sería la misma sin el. Seria tu títere. ""Tú no. No me llevaría tu voluntad". Su rostro cambió de inmediato, volviendo a ser el ángel amante, el ser que era tan bello que era fácil de entender, alguien que podía deshacerse de su voluntad sólo para estar cerca.Afortunadamente, ese alguien no era yo."La única forma en que conseguirías que te amara seria tomando mi libre albedrío y ordenarme que este contigo, como si fuera tu esclava." Me preparé para la explosión que pensé que mis palabras iban a causar, pero no grito o salto el banco o tiro cualquier cosa. En su lugar, simplemente dijo: "Entonces tú y yo, vamos a ser enemigos".Él no lo dijo como una pregunta, así que decidí que mi mejor apuesta era no contestarle. En su lugar le pregunté, "Kalona, ¿qué quieres?""A ti, por supuesto, mi A-ya."Negue con la cabeza e impacientemente rechaze su respuesta. "No, no me refiero a eso. Quiero decir, ¿por qué estás aquí, para empezar? Tú no eres mortal. Tú... bueno... no" Hice una pausa, insegura de hasta dónde podía llevar el tema sin peligro, y finalmente decidí que bien podría ir directa al tema ya que había dicho que íbamos a ser enemigos. "Caiste, ¿no? No sé… de algún lugar que muchos mortales llamarían cielo". Hice una pausa de nuevo, en espera de algún tipo de respuesta suya.Kalona asintió con la cabeza ligeramente. "Lo hice"."¿A propósito?"El lucio vagamente divertido. "Sí, fue mi elección lo que me trajo aquí"."Bueno, ¿por qué lo hiciste? ¿Qué quieres?"Otro cambio más se produjo en sus rasgos. Ardió con una brillantez que sólo puede ser inmortal. Kalona de pie, abrió los brazos cuando desplegó las alas extendiéndolas a su alrededor con una magnificencia que lo hizo difícil para mí mirarlo y me resulto imposible apartar la mirada."¡Todo!", Gritó con la voz de un Dios. "¡Lo quiero todo!"Y entonces él estaba allí delante de mí, un brillante ángel no-caído en absoluto, simplemente milagrosamentea aquí a mi alcance. Suficiente mortal como para tocarlo, pero demasiado hermoso para ser todo menos un dios."¿Estás segura de que no podrías amarme?" Me llevó hacia sus brazos. Sus alas apuntando hacia abajo me envolvieron en su suave oscuridad, una manta que contrastaba directamente con la maravillosa y dolorosa frialdad de su cuerpo que estaba llegando a conocer tan bien. Se agachó, y lentamente, como si me diera tiempo para retirarme, llevó a su boca a la mía.Cuando nuestros labios se encontraron, el beso me quemo ardientemente atravesando mi cuerpo. Me sentí caer. Su cuerpo, su alma, era todo lo que conocía. Quise apretarme contra él, hacerle perderse en mí. La pregunta no era si yo podía amarle, sino ¿cómo podía no hacerlo?. Una eternidad de abrazarlo-de poseerlo, de amarlo- posiblemente no podria ser suficiente.Una eternidad de abrazarlo...El pensamiento pasó a través de mí. A-ya había sido creada para amarlo y abrazarlo por toda la eternidad.¡Oh, diosa! Exclame en mi mente. ¿Soy realmente A-ya?No, no podía serlo. ¡No permitiría eso!Me aparte de él, de un empujon. Nuestro abrazo había sido una entrega tan total y apasionada, que mi rechazo repentino le cogió por sorpresa. Se tambaleó hacia atrás, dejándome alejarme del doble abrazo, de sus brazos y de sus alas."¡No!" Yo estaba negando con la cabeza adelante y atrás como una loca. "¡Yo no soy ella! Soy Zoey Redbird, y si voy a amar a alguien, es porque él vale la pena de amar, y no porque soy una pedazo de tierra que ellos han traído a la vida"Sus ojos de color ámbar se entrecerraron cuando la ira cruzó por su rostro. Se dirigió hacia mí."¡No!", Grité.Fui sacudida hasta despertar con Nala rechiflando como una loca y con alguien sentado en el lado de mi cama, tratando de defenderse de mis brazos que giraban en el aire."¡Zoey! Está bien. ¡Despiértate! ¡Ay! ¡Mierda!" Dijo el tipo cuando le golpee con el puño en la mejilla."¡Aléjate de mí!" Lloré.Él me sujeto ambas muñecas en una de sus manos. "¡Contrólate!" Entonces él extendió la mano y encendió la luz de mi mesita de noche.Parpadee hacia el tipo que estaba sentado en mi cama, frotándose la mejilla."Stark, ¿qué diablos estás haciendo en mi habitación?"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BUSCADOR

BLOGS AMIGAS

.jpg"/> •°o.O_• Jên ~ VaMpi®e •_O.o°• Entra en la Casa de la Noche Image Hosted by ImageShack.us
Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Dark Patience Photobucket http://s668.photobucket.com/albums/vv49/FlordeCereza/?action Image and video hosting by TinyPic Repositorio http://believe-in-dreams-at-night.blogspot.com/